miércoles, 10 de octubre de 2012

Ley de medios (….una ley para limitar a la democracia…) / por Julio Bárbaro **


Una ley (26.522) forjada contra el supuesto monopolio privado que culmina en monopolio estatal.

Sirvió para profundizar la división de la sociedad. Hay una cadena de medios oficialista y otra opositora. En la oficialista agreden y cuestionan a los que opinan distinto. Transitan la bajeza con la excusa de la revolución. Canal 9 y Radio Continental siguen siendo extranjeros. Cristóbal López compra Radio Diez cuando le la ley lo prohíbe. Canal 9, Crónica TV y C5N pasan al campo oficialista sin que la ley se dé por enterada.
El servicio complementario, mediante la licencia de TV por cable, ingresa a la ley solo para agredir a Clarín. Una licencia de Telefónica o Direct TV abarca todo el país, mientras que al cable se lo limita a 24 ciudades. La Presidenta habla en cadena nacional y en exceso, y le molesta la democracia, a la que se refiere como "la cadena del desánimo". Una ley de medios que ni respeta a la Justicia. La excusa era terminar con los monopolios, pero el objetivo es acallar a la disidencia. Es una ley para limitar a la democracia.
Estatismo en los medios de comunicación con liberalismo sin límites en las tragamonedas y la hotelería del Calafate, no suena a progresismo, solo a autoritarismo de derechas. La ley confunde micrófonos con audiencias, cada medio que cae en manos del Estado comienza a espantar a sus seguidores. Y no respeta al pueblo, al que nunca manejaron los medios. Los resultados están a la vista, el Estado y sus aplaudidores avanzaron, los medios libres fueron cayendo en la batalla.
El autoritarismo no tiene ideologías, solo las usa para justificarse.

** Ex interventor del COMFER