jueves, 11 de octubre de 2012

Mo Yan, Premio Nobel de Literatura 2012


MO YAN, cuyo nombre real es Guan Moye, es un escritor chino que nació en Gaomi, Shandong, el 17 de febrero de 1955. Su pseudónimo significa "no hables", en recuerdo a su infancia y a la Revolución Cultural maoísta, durante la que sus padres le dijeron constantemente que no hablara para no decir nada inconveniente.
Tras trabajar en una fábrica de petróleo, Mo Yan consiguió, alterando su certificado de nacimiento para tener edad suficiente, entrar en el Ejército Popular de Liberación chino. Siendo soldado empezó a escribir, y al conseguir un puesto en la Escuela de Arte y Literatura del Ejército, pudo dedicarse por completo a esta afición.
Se hizo conocido en occidente gracias a la adaptación de dos de sus novelas a la película Sorgo rojo, dirigida por Zhang Yimou, y reconoce estar influido por escritores occidentales, en especial Gabriel García Márquez, Tolstói y Faulkner, aunque se le conoce sobre todo como "el Kafka chino".
Fue candidato al Premio Neustadt de 1988 y al Premio Man Asian en 2007. En 2009 obtuvo el Premio Newman de Literatura China. Varias de sus obras fueron prohibidas en su país natal, de entre las que destaca Grandes pechos, amplias caderas, una visión de la historia china a través de los ojos de una mujer.
VÍCTIMA DE LA CENSURA
El premiado goza de enorme fama en su país, además de ser uno de los autores chinos más conocidos y traducidos. En ocasiones ha sido víctima de la censura.
El flamante premio Nobel asegura que nunca se preocupa de la censura cuando decide los argumentos de sus novelas. "Siempre hay ciertas restricciones a la escritura en cada país", declaraba en 2010 a la revista Time, antes de agregar que esos límites podían representar en realidad una ventaja al forzar al autor a "ceñirse a la estética de la literatura".
En su caso, Mo opta por recrear un mundo rural -el de Gaomi, la localidad en la provincia de Shandong que le vio nacer- anclado en el tiempo y salpicado de más de un toque del realismo mágico que popularizó Gabriel García Márquez, el humanismo de William Faulkner o la sátira de Lu Xun (el padre de la literatura moderna china), algunas de sus grandes influencias.
El día 11 de octubre de 2012 recibió el Premio Nobel de Literatura
OBRAS
Sorgo rojo (El Aleph, 2002).

Grandes pechos, amplias caderas (1996); trd.: Mariano Peyrou; Kailas, Madrid, 2007

Las baladas del ajo, trd.: Carlos Ossés; Kailas, Madrid, 2008

La vida y la muerte me están desgastando, trd.: Cora Tiedra, Kailas, Madrid, 2010

El escritor chino Mo Yan ha sido el elegido este año para llevarse el Nobel de Literatura. Mo Yan, según la academia, "mezcla, con un realismo alucinatorio, cuentos folclóricos, historia y lo contemporáneo". Mo Yan (Gaomi, China, 1955), uno de los novelistas chinos más leídos, se ha convertido en el primer escritor de esa nacionalidad que obtiene el Nobel. Gao Xingjian, ganador en el año 2000, tenía nacionalidad francesa aunque su obra está escrita en chino.
"Estoy tremendamente feliz y asustado", han sido las primeras palabras del autor tras conocer la noticia. Yan ha asegurado en una breve entrevista a la agencia oficial China News desde su casa en la aldea de Gaomi, que "ganar no representa nada" y que seguirá "centrado en la creación de nuevas obras". Sobre la importancia del premio para la literatura china, Mo aseguró que "China tiene muchos autores excelentes, cuyos destacados trabajos podrán también ser reconocidos en el mundo.
Mo Yan es su apodo, que significa en mandarín "No hables". Su verdadero nombre es Guan Moye. Mo Yang, que se hizo adulto durante la Revolución Cultural china, cuando el afán intelectual se convirtió en algo sospechoso, explica que eligió su seudónimo porque tenía fama de ser directo al hablar y quería recordarse a sí mismo que no debía decir demasiado.
Hace 4 años publicó Las baladas del ajo, un retrato de la China rural. Sorgo rojo, otro de sus libros, fue adaptado al cine por el director Zhang Yimou, película que se llevó el Oso de Oro en Berlín en 1988.
En Grandes pechos, amplias caderas repasa la historia de la China del siglo XX desde la mirada de una mujer.  Esta obra causó polémica en China por su contenido sexual, así que el Ejército chino le forzó a escribir una autocrítica y Mo tuvo que retirar su obra de la circulación.
Sus obras han sido traducidas a numerosas lenguas, incluyendo el inglés, el francés, el alemán y el español.
Fuentes: rtve.es / Diario Información / Lecturalia