sábado, 9 de enero de 2010

Una colección de Libros para jugar acerca a los chicos al Arte

La publicación comenzó en 2007 y el preferido hasta ahora es "Arte abstracto".
Vale salirse de los bordes, cambiar los colores, desarmar una obra y utilizar sus partes para armar otra cosa, vale jugar con el arte, con las grandes obras de los más destacados artistas latinoamericanos y argentinos, esos que están en los museos y las galerías de arte, esos que están en la calle. Los ojos de Berni, las figuras de Soldi, el arlequín de Pettoruti, las líneas en movimiento de Le Parc, los barcos de Quinquela Martín, los muñequitos de Liliana Porter son los universos con los que juegan los libros de Ediciones Campoestrellado, que bajo el lema "Chicos en el arte" propone el acercamiento de los más chicos a las artes plásticas, sin explicaciones, sin grandes consignas, solamente la invitación a crear jugando.
Con un trabajo que se viene consolidando desde 2007, y casi una veintena de títulos, Campoestrellado se ha propuesto no hacer arte para chicos sino meter a los chicos en el arte, "En vez de proponerles pintar un patito, pintamos una obra de arte", explica Susana Aime, una de las responsables de la editorial. Las colecciones trabajan conceptos como arte del siglo XX, arte abstracto y arte óptico, e invita a pintar con Joaquín Torres García, Rogelio Polesello, Tarsila do Amaral y Arden Quin; a dibujar con Juan Del Prete, Xul Solar, Emilio Pettoruti o Josefina Robirosa. "Este libro está inspirado en artistas que trabajan con objetos", dice en la contratapa de Surtido de máquinas y cosas, donde juegan las creaciones de Marcel Duchamp, Víctor Grippo, Eduardo Antonio Vigo, Jorge Nigro, entre otros. "Este libro es como un paquete de golosinas surtidas, tiene un poco de todo, es una caja de sorpresas para que dibujes lo que quieras y como quieras",
advierte en su primera página.
Y el secreto de la seducción, tal vez, esté en esa ausencia de mandato didáctico. "Intentamos consignas muy sencillas, sólo sugerir y abrir una mínima clave de entrada al mundo del arte. El resto es de los chicos, son ellos lo que intervienen, trabajan y dan vueltas por las obras a su placer", cuenta la editora Silvia Alderoqui.
Es por ello que, aunque han tenido noticias de que se usan en las escuelas, estos libros "no son escolares, no tienen la intencionalidad de enseñar algo", enfatizan las editoras. La intención, en todo caso, está puesta en, "desacralizar el arte, apostar al contacto con el arte y su disfrute", cuentan. "Cuando uno entra de pequeño en estos mundos, ingresa con una mayor libertad y con más disfrute. Y es un reaseguro de la definición de personas libres y críticas", argumentó Aime. Va por ese lado el desafío de este puñado de libros, entre los que ya hay un best seller, el preferido de los chicos: Arte abstracto.
Son libros sencillos y económicos, son libros para usar. Cada uno es un carrusel de líneas, puntos, colores, texturas, estéticas y estímulos que se consigue en las librerías y las tiendas de los museos por poco más de lo que sale un combo de comida rápida
http://www.clarin.com/diario/2010/01/09/sociedad/s-02116351.htm

Yahoo! Cocina
Encontra las mejores recetas con Yahoo! Cocina.

http://ar.mujer.yahoo.com/cocina/