domingo, 7 de agosto de 2016

Ordenar los espíritus llevará tiempo…



Acomodar el descalabro y ordenar los espíritus llevará tiempo…

El año pasado y consecuente con mi condición de biblio-ciudadano, publique en la lista de correo de ABGRA varias opiniones, entre las cuales cuestionaba el uso de la biblioteca nacional (patrimonio de todos los argentinos) que disponía el ex. Director Horacio González; convirtiendo ese emblema de la cultura nacional en un Aguantadero de Carta Abierta: Espacio de " intelectuales" cuya misión excluyente era escarchar y descalificar  toda manifestación contraria  a los designios políticos que se ordenaban desde Balcarce 50.

En el listín de Abgra, como imaginaran una treintena mas o menos de bibliomilitantes, patrullaban todo lo que se movía y en lo personal recibí importantes epítetos, esperables de gente con una formación ideológica, cuyos espejo eran los popes de  Venecuba. Te mandaban e.mail privados, contestaban escalonadamente, tenían ( tendra ahora?)  una gimnasia política comprometida con el modelo.

También, en el mencionado listin de Abgra,  hacia mención al manejo discrecional de los dineros públicos, a la soberbia de llevarse todo por delante, al uso de los bienes patrimoniales del estado como propios :todo ese torbellino enmarcado en aquella frase poco feliz de mediados de 2012, pero que denotaba los verdaderos objetivos de la fracción gobernante “El vamos por todo” fue una señal, cual  una orden de copar todo aquello que fuese  funcional a una política cada día mas alejada de la constitución y la republica.

Empero en  nuestro país la democracia llego para quedarse y para que los políticos periódicamente, rindan cuenta de sus cometidos. Y en noviembre ppdo. y esto dicho sin hipérbole y parafraseando a Borges “a los ciudadanos no los unió el amor…sino el espanto”

En estos últimos meses, en este largo y transido camino, observamos como el funcionamiento  de uno de los tres poderes de la republica esta haciendo ventilar un muy desagradable aroma, indicativo que algo se estaba descomponiendo en nuestro país…

El desfile de personajes, otrora todo poderosos en los estrados judiciales, le esta devolviendo a la argentina la identidad de un país que vuelve a apuntalar sus instituciones.

Cuando surge alguna nueva noticias de los escándalos cleptocraticos, y alguien las divulga, aparecen los leales compañeros/as que se resignan a creer que tantos papeles verdes pudieron desnaturalizar un proyecto político inclusivo.

En aquel entonces ( no hace mucho)  sugería a los colegas hacer  un 678Bibliotecario, así desde ese espacio-grupo podrían converger la militancia afin   para el desarrollo de sus propuestas. Obviamente que si lo hacían no tendrían una performance satisfactoria.      Pero eso si,  a veces se les escapa alguna agresión personalizada; es algo que puede suceder y ocurrirá por algún tiempo. En los foros bibliotecarios debe  imperar el disenso plural y el respeto.

A pasado el  tiempo y cuanta vigencia tiene aquel apotegma del General “Para un argentino no puede haber nada mejor que otro Argentino”

Acomodar el descalabro y ordenar los espíritus llevará tiempo…