lunes, 29 de febrero de 2016

…El problema no es la información, sino cómo la organizamos…/ Facundo Manes

Facundo Manes: el rockstar de la neurociencia. Entrevista. Uno de los neurólogos más famosos del país analiza la educación, la inteligencia y el misterio de la felicidad.

"No me empuje". "Lo quiero conocer". "¿Después vamos a poder saludarlo personalmente?". Ésas eran algunas de las frases que revoloteaban entre las cientos de personas que esperababan escucharlo a él. No se trata de un rockstar, ni de un personaje del mundo del espectáculo. Es el neurólogo Facundo Manes, y estaba a punto de dar una charla sobre "la sociedad del conocimiento".  Que la ciencia logre sacar de la playa a tantas personas no es cosa de todos los días. "Es que la sociedad está cambiando", explica. Algo de eso habrá, pero también hay algo de él y de esa rebeldía prometéica de llevar el fuego divino del conocimiento al llano. Es esa decisión y esa habilidad de poder hablar de temas tan complejos como el funcionamiento del cerebro, la incubación de ideas creativas y la felicidad con tanta sencillez la que lo convierten en un éxito.  
Luego del encuentro –que terminó con la gente empujándose para llegar hasta él para saludarlo y pedirle selfies–, el director del Instituto de Neurología Cognitivia (INECO) accedió a una entrevista, donde analizó varios temas.
-¡Durante la charla hablaste mucho sobre la creatividad. ¿Cómo se la puede estimular desde la escuela?
-Para tener una idea creativa primero tiene que haber un período de preparación. Después hay un momento de incubación de la idea, y después un uno de relajación. También hay que estar un poco loco y estar preparado para equivocarse y, además, ayuda estar en un contexto creativo. Todo esto se puede aplicar al colegio.
-¿Y cómo se logra llevar adelante esto en un ambiente escolar?
-El cerebro aprende de tres maneras: cuando algo nos motiva, cuando algo nos inspira, y cuando algo nos parece un ejemplo. Hoy un chico con un celular tiene más acceso a la información que la que tenía el presidente de los Estados Unidos cuando decidió conquistar la Luna, y la informacion va a estar cada vez más disponible. Por eso el problema no es la información, sino cómo la organizamos. El docente tiene que reinventarse. El rol docente pasa por motivar, ser un ejemplo, procesar la informacion, trabajar en equipo, comunicar y generar cosas nuevas con la información.
-¿Cómo imaginás la educación del futuro? 
-Creo que va a ser mixta, híbrida: un poco de YouTube y a distancia, pero también en la escuela. 
-¿Hay contenidos académicos más importantes que otros?
-Lo importante es desarrollar habilidades. Primero hay que comprender textos. Segundo, comprender matemática. En el futuro, la programación, por ejemplo, va a ser como el inglés: no todo el mundo lo habla, pero es importante. Y también están las humanidades. La eduación del futuro va a tener que preparar a los chicos para generar sustentabilidad en un mundo que va a depender de la generación de conocimiento. Por eso es tan importante combatir la pobreza y la desnutrición, que genera deterioro cognitivo. 
-En el encuentro hablaste de la felicidad o de la dificultad para alcanzarla...
-El ser humano está preparado para sobrevivir. No estamos preparados para ser felices.
-¿A qué te referís con eso?
-A este nuevo concepto de la felicidad. Esa idea de que la gente quiere ir tras esa felicidad. Creo que hay que vivir el presente y no juzgar. Eso es lo que enseña mindfulness (conciencia plena). 
-¿Esa búsqueda de la felicidad genera estrés?
-Sí. Revisar el pasado o imaginar el futuro genera ansiedad, que es la respuesta del miedo.¿Qué es la felicidad?  Yo creo que es la ausencia del miedo.

Fuente: http://www.clarin.com/espacio-clarin/Facundo_Manes-espacio_clarin_2016-verano_2016_0_1522048170.html

Este correo electrónico se ha enviado desde un equipo libre de virus y protegido por Avast.
www.avast.com