jueves, 19 de junio de 2014

Las incógnitas pendientes de un bibliotecario…




….surfearé hasta septiembre….si a nuestros colegas les da lo mismo la apacible quietud de este presente; que bregar por una asociacion con convenciones colectivas y derechos o un colegio profesional de bibliotecarios…dedicaré más horas y energías…sin hablar de derroches obviamente, en otros espacios más tangibles, terrenales y prosaicos.

Una asociación bibliotecaria debe tener objetivos dinámicos, profesionales y solidarios, ademas de la imprescindible faceta académica. La ausencia de alguno de estos elementos de la organización, hará de la misma un compartimento estanco....con actitudes fácticas sin solución de continuidad, una repetición de eventos destacados que ennoblecerán la profesión, sus contenidos y su perspectiva y en la cual no debe faltar en ningún caso el alma de la biblioteca: el bibliotecario, como trabajador de la información, una parte vital de este proceso. Un ser que debe ser tambien objeto de nuestros cuidados y motivaciones y proyectos.

…Elitista tal vez no sea el termino más adecuado para designar un segmento de nuestra comunidad, …empero observamos en el patriciado que conduce abgra, un método que no es el que debiera tener una entidad con la carga legal de que presume y ostenta …creo que se sienten por encima de los mortales y no se dan cuenta en su microclima,  que  no somos más que los porteros y guías del conocimiento….no los científicos y sabelotodos...sino quienes proveemos a la comunidad tanto universitaria como de los más bajos recursos ( por poner un ejemplo) de los instrumentos para el crecimiento y perfeccionamiento intelectual y social de las personas… 

En  medio de su involuntario desdén, alguna vez podría sucederles… tal vez mañana, quizás en octubre…que un grupo de asociados decidan hacer cumplir la prerrogativa legal que los inviste;  y sea el MTEySS el que ordene a partir de las acciones de esos asociados, poner las cosas en su justísimo lugar….

Aun así, cabe preguntarse en que sociedad habitan los bibliotecarios, en el paraíso imaginario del gran JLB….en alguna comarca nórdica…en que lugar donde no hay motivos para reclamar nada, pedir  algo, objetar cosas, proponer, sugerir, cuestionar….porque no se los escucha, es el silente ruido la característica de un inocultable orgullo…en bibliolandia parecieran no necesitar nada de nadie….mirando todo desde el cristal de su opulenta profesión….casi ajenos a los avatares existenciales de la comunidad…   


Será una visión borrosa de (mi) la irrealidad, un espejismo circunstancial o el remanso de una actividad que en si misma encierran el alfa y omega de los anhelos profesionales y humanos del bibliotecario….tengo demasiadas
 preguntas…en este collage expresivo, demasiadas, estridentes  preguntas….