domingo, 22 de junio de 2014

Adiós a GERRY CONLON, uno de "los cuatro de Guilford"



Gerry Conlon, uno de los "cuatro de Guildford" ha fallecido a los 60 años tras una larga enfermedad en Falls Road, en el oeste de Belfast. Pasó una cuarta parte de su vida -15 años- en prisión por un atentado que no cometió. Conlon fue condenado por un ataque del IRA provisional (PIRA) en 1974 en el Horse and Groom Pub de Guilford, a las afueras de Londres, en el que murieron cinco personas -cuatro soldados y un civil- y otras 65 resultaron heridas. La sentencia fue revocada en octubre de 1989 por el Tribunal de Apelación de Londres. "He estado en prisión por algo que no hice. Soy totalmente inocente", dijo a la multitud congregada  a las puertas de los tribunales cuando fue liberado. Los verdaderos autores del atentado de Guildford nunca fueron juzgados.

El padre de Gerry, Giuseppe, que estaba en Belfast cuando se cometió el atentado, fue acusado de colaborar para perpetrar el ataque y murió en prisión, en 1980, manteniendo su inocencia. Había viajado a la capital británica para ayudar a su hijo cuando ya había sido arrestado.

En 2009, Conlon reconoció que ese episodio de su vida le llevó a sufrir crisis nerviosas, intentos de suicido y adicciones a las drogas y el alcohol. Tras su muerte, su abogado ha hablado en nombre de la familia y ha afirmado que "en las horas más oscuras, él aportó vida, amor, inteligencia, ingenio y fuerza" a los suyos y que él les ayudó a sobrevivir a algo para lo que no estaban preparados. "Le damos las gracias por su vida y damos las gracias a todos sus amigos por su amor", ha añadido.

En 2005 el Ejecutivo británico, liderado entonces por Tony Blair, le pidió disculpas públicas al recién fallecido, a los otros tres de Guildford -Paddy Armstrong, Paul Hill y Carole Richardson- y a los Siete de Maguire, que también fueron encarceladas en relación con aquel atentado, por la "terrible experiencia e injusticia" que sufrieron. En aquel momento, Conlon expresó su agradecimiento por el gesto y la "gran sinceridad" de Blair.

Esta historia se hizo famosa con la película 'En el nombre del padre' de 1993. El actor Daniel Day Lewis fue nominado al Oscar por su interpretación de Gerry en una cinta que se basó en la autobiografía Proved Innocent (1990).

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, ha tenido palabras para Conlon y su padre y ha recordado que "son dos de los ejemplos más infames sobre los errores del sistema político y judicial británico"