jueves, 8 de marzo de 2012

La Feria del Libro de Riad


La Feria Internacional del Libro de Riad, considerada una vía de escape para los Amantes de la literatura en un país de costumbres estrictas como Arabia Saudí, abre hoy sus puertas bajo la amenaza de censura por cuestiones religiosas.
Durante el año, los lectores sauditas leen lo que dictaminan los censores de su país, pero durante la Feria del Libro de Riad, tienen unos días de libertad.
La cosa es así: durante el año, los lectores sauditas leen lo que se les da la gana a los censores de su país, los libros que no ofenden a lo que la ortodoxia religiosa considera los valores de su religión. Pero tienen unos días de libertad: los que dura la Feria del Libro de Riad, donde se sigue el rito wahabí del islam, que parte de una interpretación rigorista del Corán, el libro sagrado islámico revelado al profeta Mahoma.
No parece mucho, pero esta semana de Feria es lo mejor que tienen los lectores saudíes. O lo que tenían. La Feria abrió ayer y ya hay problemas: el grupo ultraconservador de "Al Muhtasabin" ("supervisores" en árabe) puso el grito en el cielo ante la posible presencia de libros escritos por "herejes" en la cita de este año, que concluirá el 16 de marzo. Temen que entre los más de 200.000 libros, procedentes de 25 países, se expongan algunos contrarios a la religión islámica, señaló a la agencia Efe el jeque radical Saad al Qaud. Aunque los "muhtasabin" ya han amenazado con combatir todo tipo de "herejía literaria", los clérigos musulmanes de las mezquitas han querido bajar la tensión. Para ello, han pedido a los más radicales que sean "sabios y flexibles en el tratamiento de los vicios" y que eviten "enfrentarse con la gente".
Por su parte, la Comisión saudí para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, la policía saudí encargada de velar por el cumplimiento de los estrictos códigos islámicos sobre la vestimenta y la moral, se desmarcó del grupo de Al Muhtasabin y recordó que este trabaja por su cuenta.
Para resolver las disputas que surjan entre los ultraconservadores y las editoriales, la policía de la moral solicitó a los primeros que rellenen un formulario y viertan allí sus comentarios. Así, las denuncias sobre los libros que supuestamente difunden ideas herejes llegarán a un comité que las revisará y actuará.
Que la fuerza los acompañe, lectores saudíes.
Fuente:http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/Feria-libro-Riad-Saudi_0_659334255.html

Daniel Diaz / Bibliotecario Argentino
http://www.facebook.com/danieldiaz.ar