viernes, 4 de noviembre de 2011

El que apuesta al dólar u$s…pierde???

Argentina, país extraño si los hay. Luego del rotundo respaldo en las urnas  a la gestión de la presidente Cristina F. de K., es interminable la voluntad de cambiar pesos por la moneda estadounidense en casas  de cambio, cuevas de la city, bancos, arbolitos.etc.

Porqué  se produce esta movida, vaya uno a saber los motivos imaginarios o  reales, no obstante algunos suponen que la paridad  cambiaria posee un significativo atraso lo cual ya es un acicate para amortizar una eventual depreciación de la moneda vernácula frente a las supuestas devaluaciones del 2012.

 

El corset de la Afip no ayuda en nada y hace temer que la cosa va en serio y lo que parecía un chubasco estacional puede tornarse en algo más que simples nubarrones.

Por eso asegurar ahorros no es una mala política casera, empero ello trae aparejado dos cosas que son incipientes y alertadoras hendijas en la economía argentina: La primera es que el Banco central de la Argentina tiene que inundar de dólares la plaza para sostener el valor de esa moneda, caso contrario dejado al libre albedrio la poca oferta haría subir a indeseable cifras el valor del verde metal, con la consecuente, nefasta e imparable escalada inflacionaria. La otra es el retiro progresivo de los depósitos en u$s de las entidades financieras.

 

 En un mundo intranquilo, con una Europa ajustando a troche y moche; con U.S.A. proyectando un crecimiento del PBI inferior al deseado impactando en mayores índices de desocupados en el gran País del Norte  podemos pensar en una argentina indemne...?

Mientras tanto hoy nos enteramos que ya hay hasta agentes de la SIDE  merodeando los puntos de venta de la moneda americana,  creen por ventura que ese grotesco sera disuasivo: agentes de inteligencia en las calles porteñas… a la casa de un octubre rojo repleto de ahorristas asustados y otros especuladores….

 

Prestidigitadores de la hermenéutica económica los  hay por doquier, por eso la presidenta CFK le ordeno al titular del palacio de Hacienda "Amado deja de tocar la guitarra y ocupate de  los problemas del ministerio…" 

Que asi sea