martes, 30 de noviembre de 2010

Librinos: Llegan a España los Dwarsligger



Algo más de un año ha tardado en llegar a España un nuevo formato de libro que en Holanda, el país que lo vio nacer, ha tenido un gran éxito. Estamos hablando de los Dwarsligger (vocablo en neerlandés que podría traducirse como "traviesa"), que vieron la luz en los Países Bajos en septiembre del año pasado y que ahora aparecen en España de la mano de Ediciones B, que se ha hecho con los derechos de comercialización del formato. El nombre que recibirán aquí dista bastante del original, al ser comercializados bajo la denominación de "Librinos".

La patente de los "Librinos" se realizó en Holanda en 2006 por parte de la editorial Jongbloed BV. Esta empresa estaba especializada en la edición de biblias y libros de salmos, que como todos sabemos suelen utilizar un papel de gramaje muy bajo: en el caso de Jongbloed suelen usar papel de 24 gramos por metro cuadrado, frente a gramajes más tradicionales dentro de la industria editorial como 90 gramos por metro cuadrado o 110 gramos por metro cuadrado. Ese papel extremadamente fino se denomina comúnmente, por extensión, "papel Biblia". Pues bien, una de las tres características principales de los librinos es la utilización de este papel. Las otras dos serían el formato de impresión y lectura, apaisado, y el pequeño tamaño del "libro" resultante, de 80 x 120 mm. (en comparación con otros tamaños estándar como el A5 de 210 x 150 mm.). Las tres son características llamativas, aunque seguramente la que más llame la atención sea la lectura de forma apaisada; el bajo gramaje del papel junto con esta peculiaridad, hace que, según los defensores del librino, sea más fácil de leer y las páginas, al contrario de lo que es habitual, tiendan a abrirse en vez de a cerrarse. Su pequeño tamaño lo hace perfecto para lecturas en medios de transporte público, por cierto.

Lo que Jongbloed patentó es el formato en sí, seguramente porque tenían en mente ampliar su línea editorial, algo que han logrado a base de licenciar títulos de otras editoriales (en su mayor parte best-sellers, pero también libros técnicos o infantiles) para adaptarlos al formato Dwarsligger. Su catálogo todavía no es muy extenso, dada la relativa juventud de la iniciativa, pero ya se han vendido cerca de 400.000 ejemplares sumando el casi centenar de títulos que Jongbloed está comercializando. Ahora Ediciones B recoge el testigo y lanza oficialmente el librino en España, a precios muy competitivos (no pasan de los 10 euros), y en principio con sólo seis títulos, todos de recorrido comercial más que convincente: Africanus. El hijo del cónsul (de Santiago Posteguillo), El Psicoanalista (de John Katzenbach), Posdata: te quiero (de Cecilia Ahern), El Círculo Mágico (de Katherine Neville), Invierno en Madrid (de C. J. Sansom) y el sempiterno Entrevista con el vampiro (de Anne Rice).

Habrá que esperar a ver si el librino se hace un hueco en el mercado editorial español, se consolida y amplía su catálogo o, incluso, si da el salto hasta Hispanoamérica. Teniendo en cuenta que la nueva aventura de los librinos empezó el 24 de noviembre pasado, aún es pronto para vaticinar su éxito o su fracaso.


Fuente: http://www.lecturalia.com/blog/