miércoles, 8 de septiembre de 2010

Las Bibliotecas Populares se integran en el mundo digital

Unas 600 recibirán subsidios para equipamiento, telefonía y conectividad


Las bibliotecas populares argentinas se encuentran en pleno proceso de integración al universo digital.

Unas 600 instituciones adhirieron a la convocatoria que hizo la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), que incluye una línea de subsidios por $ 7550, $ 6550 y $ 3300, según corresponda, para que cada biblioteca pueda cubrir sus necesidades de equipamiento informático, conectividad, telefonía a través de Internet, catalogación virtual, entre otras.

"El plan incluye prestarles servicios online a las bibliotecas para que tengan mejor servicio a los usuarios y para que puedan estar en red entre ellas. Para eso estamos produciendo también modificaciones en el interior de la Conabip, como convertir la página web en un portal que estará en línea para mediados de septiembre", contó a LA NACION María del Carmen Bianchi, presidenta de la Conabip.

Además, el portal permitirá a la Conabip brindar un espacio para capacitación a distancia, en un aula virtual, destinada a los bibliotecarios y voluntarios. Y también las bibliotecas populares podrán hacer a través del portal una serie de trámites que agilizarán su relación con la Conabip.

Una de las estrellas del proyecto de digitalización es el software Digibepé, de gestión bibliotecaria, que la Conabip desarrolló junto con un grupo de bibliotecas populares, el cual permite la administración de las bibliotecas en cuanto a los socios y las actividades que éstas realizan.

Además, hace posible la formación de un catálogo colectivo online que reúne la información de los libros de todas las bibliotecas populares.

Contenidos digitales
En el portal de la Conabip habrá contenidos digitales con audios sobre entrevistas con personalidades de la cultura, radio y videos.
"Vamos a digitalizar los libros que editamos y hemos iniciado el proceso de consulta y generación de mecanismos para la compra y producción de contenidos digitales. Estamos analizando la compra de contenidos de cómics, para atraer a los jóvenes, y también estamos haciendo consultas sobre contenidos literarios", explicó Bianchi.

Hace tres meses, la Conabip comenzó una experiencia piloto con 50 bibliotecas populares con el objetivo de comenzar a usar el software y comprobar la correcta migración de los datos. Y ahora se sumaron 550 instituciones más, de las 1450 en total que están registradas en la Conabip.

"Estamos arreciando con capacitación. Los resultados hasta ahora son excelentes. La gente está entusiasmada", dijo Bianchi.
Para diciembre próximo, las 600 bibliotecas populares tienen que completar el proceso de equipamientos y de implementación del Digibepé y comenzar el proceso de telefonía por medio de Internet.

También para esa misma fecha debería estar finalizada la primera capacitación y tendrían que estar funcionando en red todas las bibliotecas.

"Nos propusimos ayudar a las bibliotecas a que estén preparadas para los desafíos del siglo XXI. Con esto damos un salto en el servicio que van a prestar y en la integración entre las bibliotecas que son un movimiento social que valoramos y rescatamos. Ahora van a coexistir en la virtualidad, lo que les permitirá un encuentro fluido", señaló Bianchi.

PROCESO

· Adhesión: unas 600 instituciones respondieron a la convocatoria que hizo la Conabip.

· Subsidios: habrá una línea de subsidios de $ 7550, $ 6550 y $ 3300, según cada caso, para atender las necesidades de equipamiento informático.

· Experiencia piloto: hace tres meses se hizo una prueba inicial con 50 bibliotecas para usar el software y comprobar la migración de datos.

· Diciembre: las 600 bibliotecas habrán completado el proceso de equipamiento e implementación del sistema Digibepé.

Por Laura Casanovas .LA NACION


Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1302320