martes, 3 de agosto de 2010

Corruptela, prostitución varia y la moral, por moneditas [Crónicas Argentinas]

El cabaret en que ha devenido la virulenta deposición de Maradona como técnico de la Selección ya ha descendido a puntos más bajos que eso y formula algunas pistas sobre ciertos aspectos no poco luminosos de nuestra brillante sociedad .
Bilardo reaccionó luego de haber sido acusado de traidor y dijo cosas como: "Yo nunca puse o saqué a un jugador porque un empresario me diera plata". Y voceros cercanos a los bandos en pugna hablaron de partidos menos importantes que benéficos para bolsillos específicos.
Ambos prometieron seguirla en ruedas de prensa o por TV. ¿Para discutir estilos futbolísticos? En medio de su angustiada desolación, al parecer Maradona negocia su cachet para elegir a qué programa ir a revelar su pura verdad. Y Grondona, alma pater del negocio "Fútbol para Todos" con fondos de todos bajo la gran mano de Dios al frente de la Selección, pidió silencio para que no se equivoquen más.
Un claro llamado a la tradicional "omertá" -¿remember Banelco?- . No vaya a ser que aparezca de una buena vez lo que parece asomar: plata no muy limpia –y mucha– bajo el emotivo manto del calor popular.
También hace unos días y en otro plano, el de alta política, el jefe piquetero kirchnerista Luis D' Elía se dijo de todo menos lindo con el empresario de medios kirchneristas Sergio Szpolski. Todo fue público en la red Twitter aunque acaso quizá no apto para todo público.
Szpolski le reprochó al piquetero haber realizado un acto bajo la bandera de Irán, país sospechado de haber organizado el peor atentado de la historia argentina, el de la AMIA, que provocó 85 muertes.
Más que los argumentos, del todo invisibles, resaltaron las crudas acusaciones: "¿Cuántos millones le sale a Kirchner tu militancia kirchnerista?", disparó D'Elía. "El ladrón ve a todos de su condición. La soledad te hace mal. Pero no te preocupes que todo se resuelve con un cheque de Irán", replicó el empresario.
Al día siguiente D'Elía anunció que le iniciará un juicio "civil y penal" y que donará la indemnización.
"Si donás, doná todo, incluyendo lo que te llega de Irán", le sugirió el empresario.
Como se nota, aquí tampoco se discuten ideas ni ideologías sino que todo se reduce a una cuestión financiera, con presunto dinero sucio, dentro de una pasmosa interna que chapotea en sangre.
Los programas de chismes que se propagan por la tele evidencian, como gran parte de la TV, una fuerte carga sexual. Sólo que han ido variando, a lo largo de los años, de los romances y engaños amorosos a la pura y cruda prostitución. En su mayoría, se suele asistir a cruces entre señoritas varias que se acusan mutuamente de ser gatos. La denominación, antes, correspondía a las meretrices de lujo. En los últimos años se ha ido democratizando.
El popularizado término "botinera" refiere a chicas que se relacionan con futbolistas millonarios no porque les interese el deporte o porque se enamoren sino seducidas por el bulto de sus cuentas bancarias. Es decir, prostitución sin maquillaje y de puntín.
Estos son algunos ejemplos de la progresiva naturalización de la corruptela entre nosotros.
Que en las distintas administraciones –nacionales, provinciales, municipales no sorprendan l os retornos, las dádivas, las comisiones, los "diegos", todos eufemismos de la coima, es parte de ese proceso en que lo escandaloso paulatinamente deja de producir escándalo.
Que la mayoría de nuestros gobernantes sean manifiestamente ricos, no asombra a nadie.
Quizá no falte demasiado para que algún chico nos pregunte qué quiere decir la palabra decencia. El doctor René Favaloro se pegó un tiro hace diez años.
Por Marcelo A. Moreno -01/08/10
Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Corruptela-prostitucion-varia-moral-moneditas_0_308969264.html