lunes, 26 de abril de 2010

Feria del Libro; otra jornada de Intolerancia y violencia (la 2da.en tres días)

Un grupo de personas intentó impedir la presentación de Indek: historia íntima de una estafa, de Gustavo Noriega; el viernes, hubo agresiones a Hilda Molina Por segunda vez en tres días, se frustró la presentación de un libro en la Feria Internacional del Libro [Buenos Aires] .

Un grupo de personas irrumpió en la sala Julio Cortázar e impidió la presentación de un libro crítico a la actual gestión del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Los incidentes se produjeron cuando se promocionaba Indek: historia íntima de una estafa, de Gustavo Noriega.
Los incidentes comenzaron cuando un grupo de 12 personas comenzaron a increpar al diputado Claudio Lozano (Proyecto Sur), que integraba la mesa de la presentación del libro junto a la escritora, docente y ensayista Beatriz Sarlo, el ex titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido, y el diputado porteño, Fabio Basteiro. De pronto, algunos trabajadores del Indec que estaban en el lugar comenzaron a forcejear con el grupo de doce personas. Luego, comenzaron a volar sillas entre ambos grupos.

Finalmente, ingresó personal de seguridad de la feria que lograron disuadir a los agresores. Una de las personas que comenzaron los incidentes sostuvo que venían a apoyar al "gobierno popular y nacional". Tras los incidentes, la presentación continuó normalmente. Una vez desalojada la sala pudieron leerse panfletos que llevaban la firma del "Frente de Organizaciones Sociales Peronistas". "El libro toca un tema muy polémico y el Gobierno no puede defender su posición en este tema sin violencia", afirmó Noriega una vez retomada la presentación tras los disturbios.El periodista resaltó, además, que "los trabajadores del INDEC están todo el día sentados con estas patotas" en el organismo.

Contra Molina. El viernes último, lo que pretendía ser una presentación más se convirtió en una batalla de agresiones verbales, entre insultos e interrupciones, que marcó la salida anticipada de la médica disidente cubana Hilda Molina, que no pudo presentar su libro Mi verdad Militantes del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba y estudiantes universitarios irrumpieron en la sala para increpar e insultar a Molina, quien intentó responderles y luego optó por abandonar el lugar.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1258255