sábado, 24 de abril de 2010

Escrache en la Feria del libro: impiden la presentación de LIBRO


La médica disidente Hilda Molina cubana presentaba Mi verdad, una autobiografía en la que relata su alejamiento del régimen de Fidel Castro. Los militantes, con insultos y consignas a favor del gobierno de La Habana, obligaron a interrumpir el acto.

La médica disidente cubana Hilda Molina debió interrumpir esta noche la presentación de su autobiografía "Mi verdad", que se realizaba en la Feria del Libro de Buenos Aires, a causa de un escrache realizado por militantes y estudiantes de izquierda.

Molina expuso detalles de su autobiografía en una sala de la feria durante una media hora, hasta la irrupción de militantes del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba y estudiantes de la Universidad de Buenos Aires, que comenzaron a insultarla y gritar consignas.

"Así son los mitines de repudio a los que piensan diferente en Cuba: pegan, gritan, insultan", exclamó la médica antes de retirarse con sus acompañantes y por una puerta lateral, sin que el incidente pasara a mayores.

Antes de irse, Molina pidió además que se rece "una oración para las Damas de Blanco", como se llama a familiares de un grupo de opositores encarcelados en 2003.

Los griteríos de apoyo a Castro y el Gobierno de La Habana fueron respondidos por un pequeño grupo de disidentes cubanos, entre ellos una mujer con la bandera de su país y fotos de "prisioneros políticos".

Molina, de 66 años, relata en "Mi verdad" cómo llegó al desencanto con la revolución encabezada en 1959 por Fidel Castro y menciona su peculiar relación con el líder cubano.

También sugiere que Castro llegó a sentir por ella algo más que una mera admiración profesional, aunque subraya que el líder cubano jamás le faltó al respeto ni la acosó.

Al cabo de 15 años de gestiones, la médica fue autorizada a salir de Cuba en 2009, un año después de que el Gobierno de La Habana le permitiera que su madre, de 90 años, viajara a Buenos Aires. Molina se ha concentrado en cuidar de su madre y reconoce que su sueño es regresar a Cuba para volver a ejercer su profesión.

Fuente:
http://www.clarin.com/diario/2010/04/23/um/m-02186819.htm