jueves, 1 de abril de 2010

El Compromiso inexorable del Bibliotecario

Los profesionales de la información tenemos un deber ineludible frente a la comunidad, ser el nexo entre el saber y los usuarios sin distingos. Los bibliotecarios tenemos el sagrado deber de informar. Es posible que en algunos países acotados por el autoritarismo, deba ser una actividad subordinada al poder-censor de turno, empero y muy seguramente subyace en cada profesional la conciencia indelegable de su deber.


En esta dirección, la sola idea de conformar un Sindicato de Bibliotecarios, nos dió el empuje suficiente para potenciar esas cualidades; a saber la difusión de esa voluntad asociacional, como un reflejo inmanente y espontáneo muy propio de la profesión que desarrollamos. Entonces, desde la racionalidad y respeto por el disenso, Los bibliotecarios podemos y debemos ser ejemplo en las Formas, gestos y convivencia.

Esta en nuestra naturaleza informar y eso lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo, o no seremos sino el escarnio de nuestra actividad.

Desempeñemos la profesión con dignidad, soslayando la intolerancia para apuntalar una organización plural, solidaria y de mutuo respeto entre pares.

No podemos imaginar a un maestro que no desee enseñar, no podemos imaginar a los bibliotecarios mudos ante la verdad de la realidad que nos complelía, divulgar la resolución del 20 de marzo.

Después del sábado 10, los bibliotecarios deberemos convocar y efectuar las respectivas Asambleas Zonales, para continuar el proyecto de hacer-entre todos-el Sindicato de Bibliotecarios Argentino


Daniel Diaz