jueves, 22 de abril de 2010

Abre la 36ª Feria del Libro en Buenos Aires

Abre la 36ª Feria del Libro, una edición que "entra por los ojos

La 36ª Feria del Libro, que hoy abre sus puertas al público, es cada vez más parecida a un buen plato de comida: entra por los ojos. Basta con pasar la puerta que da a la avenida Sarmiento para que, entre las banderas de los países expositores y las columnas que dan ingreso al enorme Espacio del Bicentenario, se genere el primer impacto visual, que se desplegará a lo largo de todo el predio.

Es que el recurso de la imagen parece no agotarse. Los stands, que no pueden extenderse hacia los costados, lo hacen hacia arriba colgando letras, tapas de libros, esculturas de chicos leyendo o adornos típicos de las naciones que representan, como los Países Árabes o Japón. A la vez, las paredes ilustradas de cada espacio -con una foto enorme de Eduardo Galeano, con algunos de los protagonistas de la Revolución de Mayo o con un retrato de Tomás Eloy Martínez, a quien el Grupo Santillana dedica un sector de su stand- sirven para captar la atención del público y para organizar los temas ofrecidos.

Con recursos visuales se promociona la participación de las estrellas invitadas: Alessandro Baricco (el autor de Seda); los españoles Antonio Gamonedo y Enrique Vila-Matas; el estadounidense John Katzenbach y el provocador colombiano Fernando Vallejo.

Los recursos multimedia, más usados que en ediciones anteriores, son otra forma de acompañar la oferta bibliográfica: abundan las pantallas que muestran la programación de cada editorial o los paisajes de la provincia o país que representan. Una novedad de esta edición: habrá kioscos de música. Justo donde el pabellón verde se transforma en el azul, se han montado cuatro máquinas expendedoras de MP3, en las cuales se podrá comprar canciones sueltas, con tarjetas prepagas de entre 10 y 100 pesos. Claro que también habrá música gratis. Y qué música: Caetano Veloso se presentará el 1° de mayo para cerrar la Noche de la Ciudad en la Feria.

Una característica, previsible, de esta Feria: el Bicentenario es excusa de varios estantes en más de un stand. A-Z Editora, Grupo Santillana y el INDEC son sólo algunos de los que le dedicaron un sector a la efeméride más popular de 2010. También se destaca el espacio que montó la Presidencia de la Nación, que nuclea entre otros a Cancillería, la secretaría de Cultura y la Biblioteca Nacional.

Todos estos recursos son sólo un condimento extra para el plato principal: los libros, que entre pantallas, sillones de colores, charlas, debates y murales, no pierden su lugar sino que están mejor expuestos que nunca, listos para ser retirados de los anaqueles, clin, caja, y a la biblioteca de casa.

La Feria, que se extenderá hasta el 10 de mayo, empieza con una gran novedad: hoy abre sus puertas en forma gratuita para el público, desde las 18 y hasta las 22. El acto inaugural será a partir de las 18.30 en la sala Leopoldo Lugones. Allí, los oradores anunciados son Mauricio Macri, Jefe de Gobierno porteño; Horacio García, presidente de la Fundación El Libro; Jorge Coscia, secretario de Cultura de la Nación y Alberto Sileoni, ministro de Educación nacional. Cecilia Milone cantará el Himno Nacional y los tangos Uno y El día que me quieras, y Víctor Heredia y Teresa Parodi leerán textos de Mariano Moreno (sobre la creación de la biblioteca pública), Joaquín V. González, Manuel Ugarte y Ricardo Rojas (Blasón de plata). La presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aún no está confirmada.

Como un buen plato de comida, la Feria está servida y todos esperan que resulte un gran alimento... para el alma.