jueves, 25 de marzo de 2010

Cierran 12 Bibliotecas Públicas en Carolina del Norte [ U.S.A]

 

 La Junta de Bibliotecas del Condado de Mecklenburg (Carolina del Norte) votó por el cierre de 12 bibliotecas públicas que brindan servicios y programas a las familias hispanas de bajos recursos.

 

Los servicios y programas dirigidos a las familias hispanas en las bibliotecas públicas locales, quedarían en el "limbo" debido al cierre de 12 librerías, varias de ellas localizadas en zonas donde viven inmigrantes de bajos recursos.


Las bibliotecas a cerrar son: la Regional de Independence, Hickory Grove, Sugar Creek, Scaleybark, Beatties Ford Road, Carmel, Mint Hill, Morrison Regional, Myers Park, Belmont Center, Checkit Outlet y Cornelius.


La clausura de la mitad de sedes del sistema de Bibliotecas Públicas de Charlotte-Mecklenburg (PLCMC) -el más grande del estado- será efectiva a partir del sábado 3 de abril y como consecuencia 148 empleados perderán su trabajo.


Las notificaciones de despido que tendrán la frase "a menos que las circunstancias cambien", serán enviadas en las siguientes dos semanas.


La sorpresiva decisión que cayó como un "balde de agua fría" a la comunidad local, ocurrió el 18 de marzo cuando la Junta de Bibliotecas del Condado de Mecklenburg votó por el cierre debido a un recorte de presupuesto de 2 millones de dólares.


Charles Brown, director del PLCMC dijo que "era el peor día en su carrera".
La Junta votó luego que Harry Jones, gerente del condado explicó que la caída de ingresos forzó al condado a solicitar a varios organismos la devolución de los presupuestos aprobados para este año fiscal.


"Nuestra realidad es muy preocupante. Simplemente no tenemos los ingresos", indicó Jones.


"Ha sido un día de luto para mí, para la Junta y todo el personal bibliotecario", expresó Magdalena Maíz Peña, la única hispana que integra la Junta.


El organismo citó cuatro factores que tuvo en cuenta para seleccionar las librerías a clausurar: el costo de renta de cada edificio, el uso de libros, material y programas, proximidad entre sedes y el tamaño de la locación.


Brown mencionó que algunas librerías podrían ser reabiertas y algunos empleados serían recontratados con el presupuesto para el año fiscal 2011.


Sin embargo, Jones dijo que no podía ser optimista al respecto, puesto que se anticipa un recorte de 17 millones o 50 por ciento del dinero para bibliotecas del condado.


La educación y la cultura "sacrificadas"


Irania Paterson, especialista bilingüe de los Servicios de Alcance Hispano de las bibliotecas dijo estar "desconcertada" ante la decisión.


"Es un golpe inesperado y es algo gravísimo para la comunidad. Creo que los inmigrantes que vivimos aquí debemos reaccionar. Que cierren bancos pero no bibliotecas. Eso demuestra la pérdida de valores en nuestra sociedad", manifestó a "Mi Gente" Patterson de origen venezolano.


Para Lorena Velásquez, una madre mexicana de cuatro menores, el cierre de la biblioteca Independence Regional cambiará drásticamente la rutina de estudios de sus hijos.


"Ahora tendremos que buscar otra biblioteca lejos de nuestro vecindario", comentó la mujer quien mencionó que entre los servicios que más usan sus hijos esta el internet.
Por su parte Cristina La Paz, directora de Mi Casa Su Casa opinó que con la decisión los más perjudicados serán los niños.


"Creo que estamos en decadencia. Cómo es posible que los recortes sean dirigidos a la educación", manifestó La Paz.

 

A salvar las bibliotecas


Las reacciones del público ante los cierres no se dejaron esperar.


En el mitin varios miembros de la comunidad apelaron ante la Junta para salvar las bibliotecas. Harriet Smith, presidenta de "Amigos de la Biblioteca", retó a la comunidad a recoger dos millones de dólares.


Patterson junto a sus compañeras Beatriz Guevara y Verónica Corral hicieron un llamado a los hispanos para que se unan a esta iniciativa, donen y paguen las multas por materiales "no devueltos a tiempo".


"Muchas personas en nuestra comunidad se han beneficiado a través de los años con los servicios gratuitos de las bibliotecas. Es el momento de retribuir", expresó Patterson.
El viernes 19 de marzo fueron colocadas "cajas para donaciones" en las 24 bibliotecas del sistema, pero los donadores deben apresurarse ya que el dinero debe ser recolectado antes del miércoles 24 de marzo.


No obstante, así sea recogido el dinero para salvar las bibliotecas, los funcionarios del sistema PLCMC dijeron que no hay garantía para que permanezcan abiertas el próximo año.


Para apoyar a las bibliotecas por internet, puede ir al sitio www.cmlibrary.org/support

 

Programas en peligro


El servicio de Alcance a la Comunidad Hispana ofrece programas para adultos, ancianos, y niños, como clases de computación, clases de inglés "Crossroads Café" y clubs de conversación en inglés. En las bibliotecas de Scaleybark, Independence Regional, Sugar Creek, Steele Creek, Plaza Midwood, West Boulevard, North County Regional y University Regional hay colección de libros, enciclopedias, casetes, CDs y DVDs y videos en español. Mensualmente más de 500 niños hispanos en edad preescolar se benefician con programas como "Conexiones que Cuentan" con actividades de teatro y lectura de cuentos para prepararse a entrar a la escuela. El programa "Amigos de la Biblioteca" ayuda con tutoría para hacer las tareas escolares a más de 300 niños al mes y más de 40 estudiantes a la semana aprovechan las clases de computación y el servicio gratuito de internet.

 

Fuente:

Patricia Ortiz --Familias hispanas en el limbo por cierre de bibliotecas

Mi Gente. The Spanish Newspaper.  Periódico para la gente Latina en Carolina del Norte y Carolina del Sur. 22/03/2010

http://www.migenteweb.com/news.php?nid=7597