lunes, 28 de mayo de 2018

Las bibliotecas públicas como plataformas para la participación ciudadana






Las bibliotecas públicas como plataformas para la participación ciudadana

por Julio Alonso Arévalo

 

depositphotos_15545997-stock-photo-diverse-group-raising-hands

Coward, C., C. Maclay, et al.  [e-Book]  Public Libraries as Platforms For Civic Engagement. University of Washington, University of Washington Information School's Technology & Social Change Group (TASCHA), 2018.

 

Texto completo

 

¿Qué papel deberían desempeñar las bibliotecas públicas del mundo en la participación ciudadana? En los últimos años, los medios de comunicación tradicionales se han debilitado, y el espacio social se encuentra cada vez más dividido, sin embargo, las bibliotecas públicas se han mantenido fuertes. Durante mucho tiempo han satisfecho una necesidad vital de espacios comunitarios en los que la gente pueda participar e intercambiar ideas, y han servido como un "patrimonio común ciudadano" en el que las personas pueden trabajar juntas hacia lo que perciben como un bien público. Con la democracia en crisis en muchas partes del mundo, las bibliotecas públicas y los bibliotecarios se preguntan cómo pueden volver a concebir y alimentar el papel de las bibliotecas en la promoción de la participación cívica.

Con este fin, el Grupo de Tecnología y Cambio Social de la Universidad de Washington (TASCHA) y el Laboratorio de Innovación Annenberg de la Universidad del Sur de California invitaron a un selecto grupo de líderes de pensamiento a una conversación dirigida a generar nuevas ideas y soluciones para la acción global. Esta convocatoria reunió a una muestra representativa de destacados pensadores de bibliotecas públicas, medios de comunicación, grupos de acción ciudadana, alfabetización mediática y de datos, tecnología cívica, y otros campos, para explorar ideas y prácticas que promuevan la participación cívica. Este informe documenta las discusiones de este evento.

Conclusión: el camino hacia una mayor participación cívica

Para que las bibliotecas públicas desempeñen un papel más activo en la participación ciudadana, es fundamental definir los contextos, las circunstancias y las condiciones en las que definen a las bibliotecas como los lugares adecuados para esta actividad. Para una acción eficaz que promueva la participación cívica en las bibliotecas públicas, se apuntan algunas acción posibles:

  • Definir los resultados deseados. Si estipulamos que hay una necesidad urgente de actuar en nombre de instituciones democráticas, algunos posibles resultados mensurables de la participación ciudadana en bibliotecas incluyen: mayor conocimiento de la web y de los medios de comunicación; mayor conocimiento sobre la educación cívica. y una mayor participación en el proceso democrático.
  • Llevar a cabo actividades de divulgación, a fin de implicar a las comunidades. A través de estas actividades, los bibliotecarios pueden medir la participación y evaluar si existe realmente un interés por su participación continua. Las bibliotecas públicas pueden iniciar la conversación y proporcionar espacios físicos, pero el impulso para la participación cívica continua debe provenir de las propias comunidades.
  • Atraer la diversidad mediante el establecimiento de recompensas para aquellos bibliotecarios que lleven a cabo esfuerzos de participación cívica para llegar a a las partes menos atendidas de la comunidad.
  • Colaborar con organizaciones cívicas. No es necesario que los bibliotecarios empiecen desde cero; pueden involucrarse con cualquier organización políticamente neutral y de mentalidad cívica para llevar la instrucción cívica básica a las bibliotecas públicas.
  • Invitar al uso de herramientas de tecnología cívica para la participación cívica. La programación innovadora, como los laboratorios tecnológicos y los espacios de creación, ilustran cómo las bibliotecas pueden promover la participación cívica aprovechando tanto las herramientas digitales como la presencia física, una poderosa combinación.
  • Cambio en el papel de los bibliotecarios. Al igual que Internet interrumpió la formación profesional tradicional de los bibliotecarios en los años 1990 y 2000, las amenazas a la democracia están cambiando el mundo a su alrededor en la década de 2010. Los bibliotecarios deben esperar que sus roles cambien en respuesta a ello. Para que el compromiso cívico se convierta en una cuestión fundamental, debe formar parte de su desarrollo formativo y profesional. Las instituciones tendrían que elaborar planes de estudios dirigidos tanto a los futuros bibliotecarios como a los ya existentes.
  • Programación compartida. El compromiso cívico es una cuestión mundial. Las bibliotecas públicas que participan activamente en el compromiso ciudadano podrían compartir sus éxitos y sentar las bases para una iniciativa común en las bibliotecas de todo el mundo. Una iniciativa de este tipo compartiría la forma en que los enfoques exitosos se modifican para adaptarse a las necesidades de las diferentes comunidades o culturas.
  • Empezar por arriba: Asegurar que el liderazgo de las bibliotecas, incluidos la administración y los órganos rectores, esté visiblemente comprometido con el papel fundamental de las bibliotecas en la participación cívica. Si las bibliotecas aumentan el perfil de sus esfuerzos de participación cívica, es más probable que las comunidades las adopten como líderes de tales actividades.

  • Aumentar la conciencia. Si sus esfuerzos tienen éxito, las bibliotecas deben asegurarse de que la gente sea consciente de su papel en la participación cívica. A pesar de todos sus esfuerzos de modernización, las bibliotecas públicas siguen enfrentándose a un problema de imagen. Necesitan contar sus historias, quizás a través de una campaña coordinada.

  • Llevar a cabo investigaciones y medir el éxito en términos de aumento de la participación, mejora de la alfabetización mediática y mejora de los indicadores generales de salud de las democracias.

     

 

 


¿Tienes problemas haciendo clic? Copia y pega esta URL en tu navegador:
http://universoabierto.org/2018/05/28/las-bibliotecas-publicas-como-plataformas-para-la-participacion-ciudadana/