sábado, 7 de abril de 2018

Una de cada tres personas no tiene obra social y crecen las quejas por la atención en hospitales / Rosario Medina

Sólo el 33% de la población cuenta con atención médica. En CABA, sólo un 13% se atiende en servicio público. 

El acceso a la salud es un derecho universal. Por eso el 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud. En la Argentina, el derecho a la salud tiene rango constitucional. El sistema está compuesto por el sector público, el privado y las obras sociales. Si bien es universal, al analizar lo que sucede, el acceso y la calidad no son iguales para todos. La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires elaboró junto al Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA un informe sobre estos aspectos del sistema sanitario.

El trabajo concluyó que 1 de cada 3 personas que vive en el Conurbano y en la Ciudad de Buenos Aires no tiene obra social ni prepaga y se atiende en el sector público. Y la mayoría señala que es frecuente la mala atención en hospitales y salitas.

Del trabajo, una encuesta a 5.729 personas de todo el país, se desprende que el 33% de la población sólo cuenta con una cobertura médica pública. Pero, al observar en detalle, llama la atención que entre el Conurbano y la Ciudad se invierte la proporción de población que tiene atención pública o privada: mientras en el Conurbano el 41% de la población se atiende en el sector público, en CABA el 41% tiene medicina prepaga o plan privado. En ambos lugares, cerca del 36% de la población dice tener obra social o mutual. En la Ciudad, sólo el 13% se atiende en el sector público.

Del trabajo también surge que los habitantes del área Metropolitana bonaerense son quienes más usan la atención pública: el 37% se atendió en un hospital o salita, el 35% lo hizo a través de una obra social o mutual, el 13% utilizó PAMI, el 11% se atendió con su prepaga y sólo el 4% lo hizo pagando un médico.

"La salud funciona mal y esto corrobora algo que se ve. Los dos temas de mayor demanda son por servicios públicos o por salud. Esto ratifica la mala prestación de PAMI y el mal estado de la salud pública", opinó el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino.

"El trabajo mostró cómo el sistema de salud reproduce las condiciones de desigualdad social y cómo los más vulnerables muchas veces no encuentran la forma de hacer valer sus derechos ante la mala calidad de los servicios", añadió.

Sólo el 14% de los residentes del Área Metropolitana de Buenos Aires utilizó el sistema de salud porteño. Y apenas 4% de los porteños se atendieron en GBA, dice el informe.

Otro de los puntos es la calidad. "Los tiempos de espera en la atención médica ambulatoria constituyen una causa frecuente de queja y desalientan el uso de los servicios públicos, generando aún una diferencia mayor entre los distintos usuarios según las condiciones socio económicas", añade el trabajo.