lunes, 13 de marzo de 2017

Horacio González, de Carta Abierta a repartir pancartas contra Macri en Comodoro Py


El exdirector de la Biblioteca Nacional fue uno de los dirigentes K que le hizo "el aguante" a la expresidenta en los tribunales federales. Qué dicen los panfletos que distribuyó. 
Horacio González fue uno de los referentes de Carta Abierta, el grupo de intelectuales K que con largos e intrincados textos respaldaban aunque también le hacían advertencias al gobierno de Cristina Kirchner. Crítico contra el gobierno de Mauricio Macri, el exdirector de la Biblioteca Nacional recientemente participó de un video "mannequin challenge" donde se ven, entre otros, gente que duerme en la calle, libros desparramados y maestros trepados en rejas.
El sociólogo fue uno de los dirigentes cercanos a Cristina que le fue a "hacer el aguante" a los tribunales de Comodoro Py, donde la expresidenta se presentó por la causa Los Sauces ante el juez federal Claudio Bonadio, ante el que presentó un escrito. González repartió pancartas contra el Presidente en el que lo acusan de "mostrar una decisión de avanzar en la destrucciónde los cimientos democráticos del país de una manera novedosa" y de tener "elementosdictatoriales".
En la pancarta se habla además de que el oficialismo en el Congreso "obtiene apoyo efectivo para sacar leyes destructivas hacia la protección del trabajo, los trabajadores y el empleo en general, y para desmantelar empresas públicas y Pymes (pequeñas y medianas empresas)"
No faltaron militantes con remeras picarescas, como uno que se puso una remera blanca que decía "Soy yo, Cristina, ¡pelotudo!", una de las frases más impactantes de la escucha telefónicaal exjefe K de los espías Oscar Parrilli, que tuvo una enorme resonancia por el voltaje de las palabras de Cristina.
Una seguidora se puso también una remera blanca con la inscripción "No fue magia", una de las frases de cabecera de la expresidenta, que la había usado para entre otras ocasiones para aplaudir al entonces secretario de Obras Públicas José López, actualmente detenido y procesado por enriquecimiento ilícito.
Entre los dirigentes que fueron hasta los tribunales a apoyar a Cristina estaban además de Parrilli el dirigente ultra K Luis D'Elia (que había planteado la versión de que Cristina y sus hijos iban a terminar presos, lo que no pasó), Mariano Recalde, Martín Sabbatella, Tristán Bauer y Héctor Recalde, entre otro
Todos ellos se quedaron con las ganas de acompañar a la expresidenta al despacho de Bonadio, ya que trataron de pasar al edificio pero terminaron del otro lado de las vallas, a pesar del pedido de Cristina que no lo acompañaran a los tribunales federales y se sumaran a la movilización contra el Gobierno impulsada por la CGT