miércoles, 29 de junio de 2016

Alberto Manguel ya está en la Biblioteca Nacional


 Llegó discretamente y empezó a trabajar; prepara una muestra sobre Borges

Llegó al país hace una semana. Discreto, con perfil muy bajo, Alberto Manguel asumió la dirección de la Biblioteca Nacional unos días antes de lo previsto. Sin anuncios públicos ni convocatoria a los medios, el escritor mantuvo reuniones reservadas con los directores de diversas áreas, pero todavía no se presentó a los empleados rasos. Es más: como no se dejó ver por los pasillos de la institución, muchos se preguntan en broma si es realmente Manguel el hombre que ocupa el despacho del primer piso recientemente pintado y redecorado.

El autor de Una historia natural de la curiosidad llegó el martes 21 desde Nueva York, después de terminar de dictar sus cursos en las universidades de Princeton y Columbia. Trajo en su maletín un tesoro literario: el manuscrito original del cuento de Borges "Pierre Menard, autor del Quijote". La valiosa pieza pertenece al librero John Wronoski, de la librería anticuaria Lame Duck Books, quien lo prestó a la Biblioteca Nacional para la muestra "Borges: el mismo, otro", que se inaugurará el 15 de julio. Según Manguel, se trata del "texto literario más importante del siglo XX". El manuscrito está cotizado en medio millón de dólares y fue asegurado en esa suma por la Biblioteca. Por esa razón, personal de la agencia de seguros acompañó al escritor desde el aeropuerto de Ezeiza hasta su oficina del edificio de la calle Agüero.

En el organigrama del sitio oficial de la Biblioteca todavía figura Elsa Barber en el cargo de la dirección. Desde la oficina de prensa informaron a LA NACION que no habrá acto de asunción; se realizará una conferencia de prensa en la inauguración de la exposición en homenaje a Borges. Lo cierto es que apenas pisó suelo argentino Manguel fue a la Biblioteca. El primer día, cuentan fuentes de la institución, llegó antes que nadie, cuando el edificio todavía estaba cerrado. Incluso el lunes pasado, con el personal de asueto por el día del trabajador estatal, el escritor concurrió a su oficina: citó allí a algunos directivos para mantener reuniones, a pesar de era una jornada no laborable.

Entre los proyectos del nuevo director figura un programa para facilitar el acceso de los usuarios al acervo de la Biblioteca. Además, el equipo técnico continuará con las tareas de actualización del catálogo. Según fuentes cercanas al escritor, se pondrá énfasis en crear nuevas áreas de digitalización y se ampliará el plan de publicaciones digitales. No trascendió todavía qué planes tiene Manguel para el área de publicaciones en papel, que en los últimos años editó interesantes títulos, como Borges, libros y lecturas, la primera parte de la monumental investigación de Laura Rosato y Germán Álvarez; varias ediciones facsimilares de revistas, y la colección Quelonios, tres volúmenes con antología de cuentos infantiles.

Al reciente anuncio sobre la reanudación de los talleres literarios gratuitos, que comenzarán en agosto y estarán a cargo de autores como María Moreno y Guillermo Martínez, se sumarán visitas guiadas para que el público pueda conocer cómo funciona la trastienda de la Biblioteca. El programa "Conociendo la Biblioteca de la mano de sus especialistas" estará a cargo del personal técnico de áreas como la Sala del Tesoro, la Fototeca y la Mapoteca.

Cursos, becas y una guardería

La reincorporación de 140 empleados de los 240 que habían recibido telegramas de despido en marzo permite que los sectores que habían quedado despoblados vuelvan a contar con el personal necesario para su funcionamiento. Para el personal de la BN, Manguel planea poner en funcionamiento una guardería y cursos de perfeccionamiento profesional, entre otros servicios.

Para los estudiantes y graduados de la carrera de Bibliotecología se establecerá un sistema de becas dirigido a jóvenes profesionales. En el área de cultura, el designado director de Programación Cultural, Ezequiel Martínez, prepara una agenda de actividades que se iniciará con una muestra en conmemoración del bicentenario de la independencia, con fecha de inauguración prevista para el 7 de julio.

A este panorama con el que se encontró Manguel en la Biblioteca se suma una anécdota política: unas semanas antes de que el nuevo director llegara a Buenos Aires, la institución recibió, por orden judicial, 312 libros incautados a Lázaro Báez. Los títulos, cuyo inventario fue realizado por especialistas enviados por la Biblioteca, quedaron allí en custodia, a cargo de agentes de la gendarmería nacional.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1913518-alberto-manguel-ya-esta-en-la-biblioteca-nacional