jueves, 19 de febrero de 2015

Marcha del Silencio, 18F



 

400 mil personas se congregaron entre el Congreso y la Plaza de Mayo para homenajear al fiscal, pese al clima. Allí se encuentra la jueza Sandra Arroyo Salgado junto a sus hijas. .

Cuarenta minutos antes del horario previsto, comenzó la marcha del 18F en homenaje al fiscal fallecido Alberto Nisman. Allí, pese a la lluvia, una multitud que la Policía Metropolitana calculó en cerca de 400 mil personas, se acercó a la Plaza de los Dos Congresos para dirigirse hasta Plaza de Mayo.

Entre los presentes se encontraron la exesposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado junto a sus hijas, quienes encabezaron la caminata. Los fiscales Guillermo MarijuanRaúl PleeJosé María CampagnoliCarlos Stornelli y Ricardo Sáenz, algunos de los que convocaron a la movilización, también fueron protagonistas.

Pese a la tormenta, la gente que se acercó desde diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires, se mantiene firme. La consigna es “Justicia”. Y la multitud fue recibida por los fiscales, desde donde aseguraron: "No tenemos miedo".

La histórica manifestación estuvo marcada además por el conjunto unificado de paraguas que marcha en silencio, interrumpido, de a momentos, por aplausos, el himno nacional o pedidos de justicia.