lunes, 14 de julio de 2014

El LIBRO aún resiste: sólo el 1% pasó del papel a los EBOOKS



Surge de la última encuesta de consumos culturales. Una de las claves es que todavía no se masificó el uso de las tabletas.

El debate sobre si ahora –con la omnipresencia de las pantallas– se lee más o menos que antes, divide las aguas entre los optimistas y los apocalípticos. La Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2014 arroja un dato contundente para sumar a la discusión: el libro aún está lejos de ser desterrado por su primo más joven, el ebook.

Según el último estudio del Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA), la lectura electrónica sigue siendo un hábito minoritario. Apenas el 1% de los argentinos ha reemplazado los libros impresos por los ebooks . Y sólo un 7% lee en ambos formatos.

“De todas las industrias culturales, la editorial es la que ha tenido un menor impacto de la cultura digital” explicó a Clarín Natalia Calcagno, del Ministerio de Cultura.

En cambio, la lectura de diarios online es un fenómeno que crece: el 18% consulta los diarios en papel y en Internet, mientras que ya hay un 8% de la población que sólo los lee en la Web.

Una de las barreras que detiene el crecimiento de la lectura electrónica en Argentina es que las tabletas aún no se han masificado: hay unos 2 millones, según los datos de la consultora Carrier y Asociados. “La tablet es un dispositivo secundario. Tiene mayor penetración entre los adultos de más de 40 años y en los más chicos, hasta los preadolescentes. En cambio, los jóvenes y adolescentes priorizan el smartphone ”, afirma el especialista Enrique Carrier, y anticipa que estos dispositivos “aún tienen mucho margen para crecer en el país”.

Contra lo que indicarían algunos prejuicios, los dispositivos electrónicos no compiten con la lectura “en papel ”, sino que la refuerzan. “Hay una penetración muy grande de las pantallas en Argentina. Pero las personas que pasan más tiempo con las pantallas son también las que más leen en soporte papel. Y el que no lee, no lee en ningún formato”, sostiene Calcagno, a partir de los datos de la Encuesta Nacional de Lectura.

Según ese relevamiento, la lectura digital y la lectura de diarios, libros y revistas se potencian mutuamente. Los que más leen en las pantallas son los jóvenes: el 73% reconoce que utiliza los medios electrónicos (sobre todo la PC) para leer.

Pese al indiscutible avance de las pantallas, el 56% de los argentinos se reconoce como lector, aunque solo un 14% afirma leer “casi todos los días”. Según los datos del SInCA, los géneros más leídos son los cuentos, novelas y biografías, y la principal temática elegida es la historia.