sábado, 28 de junio de 2014

Me PASO en un TELO…

 
Una página de Facebook reúne las anécdotas de miles de usuarios en la previa del amor.
El grupo se creó hace dos meses y ya está por llegar a los 230.000 “me gusta” y a los 15.000 seguidores en Twitter. Su filosofía es simple: “ Porque todos tenemos anécdotas de telo. Algunas nos enorgullecen. Otras, no tanto. Compartí la tuya ”.
“Me paré en la cama y le hice un streaptease sensual, hasta que me di la mano con el ventilador de techo prendido. Terminé en un hospital con los dedos entablillados”, dice uno. “Fui con un sordo y la radio le provocaba acople en el audífono”, cuenta otra. “Fuimos a un telo con habitaciones temáticas. El preguntó si tenían disponible ‘la de ovnis’. Estaba ocupada y se puso de mal humor. Así y todo me lo cogí”, confiesa otra. “Fuimos a un telo que estaba en obra. En la mitad del fragor de la batalla mis gritos eran tales que el albañil nos golpeó la puerta y nos dijo: ‘Pará loco, la vas a matar”. ……………………………………………
Es que es cierto, de esas todos tenemos alguna: “No acabé porque no podía dejar de pensar que él tenía más tetas que yo”, dice una. “Fui con mi jefe: el 45, yo 21. Hotel lujosísimo. Sushi con champagne. Nunca se le paró”, pone otra. Y no sólo eso: quién paga cuando no hay tanta confianza es otro gran tema. Y dice así: “El flaco me dice ‘negri ¿vamos miti-miti? Le digo que sí y me sigo vistiendo. Me dice: ‘Bueno, dame tu parte ahora así no quedo como una laucha con el que cobra”.