sábado, 10 de mayo de 2014

El MINISTERIO de CULTURA fue creado para hacer campaña / José Nun


Para José Nun el DNU que firmó Cristina Kirchner tiene fines electorales. "Si no, no se entienden los fundamentos", dijo. Criticó el uso político de la cultura

El ex secretario de Cultura del kirchnerismo entre 2004 y 2009, José Nun, no tiene dudas. Sabe que la transformación de esa secretaría en un nuevo Ministerio no es otra cosa que una estrategia electoral con miras a 2015. Así se desprende, según él, del mismísimo decreto que impulsó la presidente Cristina Kirchner.

"Es una pieza antológica. Abre diciendo: "La cultura tiene una importancia más grande que la que habitualmente se le concede". ¿Recién ahora la Presidenta, que participó en infinidad de eventos culturales, se dio cuenta de que la cultura tiene una importancia fundamental? ¿Por qué justo ahora tanto apuro por la cultura?", se preguntó el abogado y politólogo de 78 años.
Con ironía, Nun propone hacer otra lectura del decreto que publicó esta semana el Gobierno en el Boletín Oficial: "Dado que nos damos cuenta de que es tan importante, es urgente crear el Ministerio de Cultura, por eso no podemos ni siquiera esperar los tiempos del Congreso, ¡necesitamos que esto empiece a funcionar de inmediato!".

"El decreto no tiene ni pies ni cabeza. Y no los tiene porque le falta un párrafo. Debería decir: "Nos hemos dado cuenta de que la cultura tiene una importancia más grande ¡en las campañas electorales! de lo que habitualmente se le atribuye". Y ahí se entiende todo", dijo el ex funcionario del kirchnerismo en una entrevista con el diario La Nación.

De otra manera, señala Nun, no se comprenden los fundamentos de su creación, y tampoco cuenta el gobierno con el tiempo suficiente como para elaborar una estrategia cultural antes de 2015. Lo que sí hará el Gobierno, según cree, es montar espectáculos para impulsar candidaturas utulizando recursos del Estado.

Pero ¿cuál sería la diferencia entre la secretaría de Cultura que él gestionó y de la que quedó muy conforme, con un Ministerio? "¡El Ministerio tiene mucho más presupuesto! -sostiene- .Tiene más atribuciones, más personal y es un esfuerzo por darle una visibilidad al tema cultural, sobre todo, porque venimos de una gestión, por lo menos, muy opaca", opinó sobre la reciente gestión de Jorge Coscia.

En cuanto a la flamante responsable de la cartera, Teresa Parodi, manifestó que "es una artista internacionalmente reconocida". Aunque no conoce su capacidad de gestión.

Fuertes sospechas de corrupción
José Nun dio detalles de lo que terminó viviendo en el cargo de secretario de cultura del kirchnerismo, Con la llegada de Cristina al poder, empieza a ver cambios que lo impulsaron a dar un paso al costado, más allá de que, cree, él ya había cumplido un ciclo. "Empecé a recibir presiones para colocar en la Secretaría a cierta gente, incluso a algunos que hoy están muy en el candelero, con los que yo no estaba de acuerdo", dijo en referencia al titular de la Unidad del Bicentenario, Javier Gosman.

"Yo no cuestiono la capacidad organizativa de Grosman. Es muy talentoso. Pero no entraba dentro de la estrategia cultural que yo quería llevar adelante. Tiene un perfil muy kirchnerista que abandonaba el criterio de transversalidad que yo mantuve hasta el final. Y yo creo que él es el eslabón que falta para entender el decreto de creación del Ministerio de Cultura".Pero las denuncias de Nun no se limitan a eso. Hay algo aún más grave que dice haber visto. A los artistas se les hacía sobrefacturar para crear con el dinero extra un "fondo partidario", que servía para sostener a algún funcionario cuando era removido de su cargo.

"Yo no entendía cómo gente que yo desplazaba, en vez de irse al sector privado, permanecían en una especie de limbo hasta que se volvían a enganchar. Y entonces me enteré por conversaciones de pasillos, de que, efectivamente, había fondos para mantenerles el sueldo mientras duraba su apartamiento de la función. Es difícil combatir la corrupción, porque vos echás a un funcionario que presumís corrupto y este funcionario puede engancharse -y a mí me ha pasado- en un lugar del sector público en el que te puede hacer mucho daño. Entonces, mucha gente prefiere aguantarse al funcionario que sabe que no es transparente, para que no ponga en peligro su trabajo", contó Nun en la entrevista.

El abogado no tiene evidencias y por eso no hizo las denuncias correspondientes en la Justicia. Por eso cree que los delitos de corrupción "deberían ser igualados a los de lesa humanidad, para que no prescriban".

http://www.infobae.com/2014/05/10/1563212-un-ex-secretario-kirchnerista-cree-que-el-ministerio-cultura-fue-creado-hacer-campana