miércoles, 28 de agosto de 2013

Efemérides: 28-ago-1821: El General San Martin Crea la Biblioteca Nacional del Perú





Los antecedentes de la Biblioteca Nacional del Perú se remontan a 1568, cuando la Orden Jesuita funda el Colegio Máximo de San Pablo y establece la existencia de una Biblioteca de la Orden. La influencia de esta congregación en el desarrollo de la historia del libro en nuestro país [Perú] fue determinante, principalmente porque en 1584 promueve la introducción de la imprenta en Lima, alojando en el local del Colegio de San Pablo al turinés Antonio Ricardo y su imprenta. Con este equipo, se imprime el primer libro de la América Meridional: Doctrina Christiana, y catecismo para instrvcción de Indios, y de las de más personas, que han de ser enseñadas en nuestra Santa Fé. ...traduzido en las dos lenguas generales, de este Reyno, Quichua, y Aymara. Ciudad de los Reyes, por Antonio Ricardo... Año de MDLXXXIII. En el citado local, se funda en 1616 el Colegio de Caciques para indios nobles, institución que a partir de 1767, luego de la expulsión de los jesuitas, se denominará Colegio del Príncipe.


La Biblioteca de la Orden es concedida entonces a la Universidad Mayor de San Marcos, pero manteniendo su ubicación física en el colegio de la Orden.

Proclamada la independencia del Perú, el Libertador José de San Martín expide el Decreto de Creación de la Biblioteca Nacional, el 28 de agosto de 1821, documento que en su primer artículo indica que: «Se establecerá una Biblioteca Nacional en esta capital para el uso de todas las personas que gusten concurrir a ella»; con lo que manifiesta que la nueva institución estará al servicio de toda la nación. En febrero de 1822 se nombra como primer bibliotecario de esta institución a Mariano José Teodoro de Arce Bedrigal, prócer de la independencia y canónigo del Cabildo Eclesiástico de Lima.

El 31 de agosto del mismo año, se promulga el Reglamento de la Biblioteca Nacional del Perú y el 17 de setiembre se inaugura la Biblioteca Nacional del Perú en el local que había ocupado hasta 1767 la «Casa de Estudios» de los jesuitas, Colegio Máximo de San Pablo, con 11256 volúmenes que pertenecieron a las bibliotecas de la Universidad Mayor de San Marcos, comunidades religiosas, principalmente la de los jesuitas; donativos de Bernardo Monteagudo, Hipólito Unanue, José Joaquín de Olmedo, Pérez de Tudela y, en especial, la biblioteca particular de José de San Martín, en un total de 762 volúmenes, 101 cuadernos, 6 libros en blanco, 84 cartas geográficas, grabados y planos.

En 1822, también se expide un Decreto que obliga a los impresores del territorio a remitir a la Biblioteca, ejemplares de todo lo que se dé a luz en las respectivas imprentas.

Fuente: http://www.cervantesvirtual.com/bib/portal/bnp/pcuartonivel476a.html?nomportal