miércoles, 19 de diciembre de 2012

Argentina firmó el tratado para controlar Internet [Dubai 2012]



Argentina junto a 88 países firmaron un nuevo tratado en la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales que se llevó a cabo en Dubai y que reunió a los representantes de 193 gobiernos que integran la UIT  (la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el organismo de la ONU)  donde se planteó regular el tráfico de información en Internet. Con la denominación elegante de "protección de los usuarios", en realidad, el mayor objetivo que se buscó durante la reunión -con más de 1600 delegados mundiales- es controlar los datos en la red. El comienzo de la gobernanza de Internet. 
El artículo en el tratado que abre la polémica es el 5.B: "Los Estados miembros deben tomar las medidas necesarias para evitar la propagación de comunicaciones masivas no solicitadas y minimizar sus efectos en los servicios internacionales de telecomunicación. Se alienta a los Estados miembros a cooperar en ese sentido".

Los países en verde son los que firmaron a favor, y los que están en blanco se pronunciaron en contra. Uno de los padres de Internet y evangelista por una red libre, Vincent Cerf -hoy vinculado a Google- destacó durante la convención de países de la UIT, sobre el peligro que corre el funcionamiento de la red. En una teleconferencia que mantuvo con los medios The New York Times, Reuters , Le Monde (Francia), Trouw, Vendemosti (Rusia), Economía, The National y El País, alertó: "Rusia tiene intención de proponer algo así como unas reglas del juego con un nombre muy inocente, cuando lo que quieren es poder censurarlos. A mí me da vergüenza que haya gobiernos que pongan por delante la censura a la seguridad".

La Organización de las Naciones Unidas hace tiempo que busca que los Estados tengan mayor control de la internet para dar seguridad a la ciudadanía ante casos de terrorismo. Una discusión abierta para los que creen que podrían implementarse otros métodos para la seguridad de los usuarios y, no atentar contra la democratización de la internet

Pero, ¿Y si se llegará a limitar Internet? Si hay algo que genera internet es libertad. Una revolución de datos que viajan en la nube y que ayudan a la civilización e innovación global. Estudiamos, nos informamos, nos comunicamos, nos relacionamos, emprendemos negocios, nos divertimos, colaboramos socialmente o simplemente buscamos una receta de cocina, y así, podría enumerar muchas acciones que forman parte de el gran abanico de posibilidades que nos brinda la red desde 1989.
El ministro de Tecnologías de la información de Colombia, Diego Molano Vega, en su cuenta de TWT, dejó en claro que "Colombia no firmará el tratado de Telecomunicaciones de Dubai porque creemos que los gobiernos no deben regular contenidos de internet". En el mismo sentido se pronunciaron en contra 55 países, entre ellos, EE.UU insistió en que no se debía incluir en el tratado el punto más polémico: la regulación de Internet. Canadá y países europeos junto a Costa Rica -el único país en Latinoamérica en contra- se sumaron.

El embajador de EE.UU. en CMTI , Terry Kramer, sostuvo sobre UIT: "El Internet ha dado al mundo inimaginable beneficio económico y social durante estos últimos 24 años. Todos, sin regulación de la ONU. Nosotros francamente no podemos apoyar un Tratado UIT que es incompatible con el modelo de múltiples partes interesadas de la gobernanza de Internet".
Los países que quieren mayor intervención en la red están liderados por China y Rusia, seguido por los países Árabes. En esa línea hay países como Irán o Venezuela, pero también están Alemania, Italia, Holanda, España, Suecia. Argentina también firmó pero se reserva "el derecho a adoptar toda medida que considere necesaria, para salvaguardar así los intereses nacionales en caso de que otros estados miembro no cumplan con las Actas Finales de la Conferencia"
¿Por qué la UIT quiere avanzar sobre Internet? Fines económicos y políticos se hacen eco en los países que quieren regular la red. No nos olvidemos de que el evento que reunió a los miembros de UIT es privada y con la votación solo de los miembros. La propuesta de controlar la vía libre de información en internet a puertas cerradas, genera falta de transparencia en las decisiones.

Los 12 días en los que duró la reunión, fueron bastante como para generar tensión entre los países que están en contra del control del ciberespacio y los que ven con buenos ojos la posibilidad de gobernabilidad de internet. Las diferencias están marcadas.

Internet es poder, ya lo dijo el gran Tim Berners Lee. La pelea va ser larga y la libertad de los internautas está en juego. Varios de los países autoritarios que se jactan de ser democráticos están a favor de la regulación de la red proponiendo un sistema de control de nombres y dominios, ósea, mayor gobernabilidad. Y, tengamos en cuenta que el número de usuarios de Internet en todo el mundo llegó a 2,40 mil millones en este año, el doble de lo que era hace 5 años, según el relevamiento de Internet World Stats.

Según aclaro la UIT: "la firma del tratado supone que este reglamento internacional entra en vigor en el país firmante, pero éste no afecta el actual sistema de administración de internet y, en todo caso, las decisiones últimas sobre las políticas aplicadas a la red de cada país la tienen sus respectivos gobiernos":

Google se sumo al combate por una libre acceso a la red exenta de la regulación de los gobiernos. Con el liderazgo de Vincent Cerf incrustado en Google creó Take Action, un mapa interactivo, para defender y exigir que internet siga siendo libre, animando a los usuarios a sumarse a #freeandopen y que los mismos apoyen la campaña denominada "un mundo libre y abierto depende de una Web libre y abierta".

Es probable que no cambie nada en el corto plazo, pero, hay que tener en cuenta que la intención es cada vez más grande y el anhelo de los gobiernos que van por el control de internet, también.