miércoles, 14 de diciembre de 2011

Una Biblioteca sin Bibliotecarios, es como un cuerpo sin alma….


Que es una biblioteca..?….Pregunta que deviene en infinitas aproximaciones conceptuales. Seguramente allí reside vivamente el saber humano…las ciencias, el arte, la literatura, la historia, la poesía, la tragedia, las leyes,  la filosofía y la religión...La huella inmarcesible de la creación… sus paredes son la estructura que guarda el valioso tesoro  que  nos posibilita el crecimiento cotidiano para ignorar menos y ser más sensibles a las realidades de los pueblos.

Una biblioteca asimismo no es tan solo el cúmulo de su colección en sus diversos formatos y soportes, o sus variados catálogos; con  sus imprescindibles procesos técnicos para facilitar el acceso a la misma, con  la dedicada tarea de preservación del material o los denodados esfuerzos para eficientizar sus magros presupuestos: Una  biblioteca sin bibliotecarios, sería como un cuerpo sin alma.

El bibliotecario es la parte vital  de la biblioteca.: El guía, orientador,  facilitador, protector y divulgador. El bibliotecario es el vínculo con el conocimiento, es quien nos franquea el acceso a esa inmensa fuente viva, aquilatada  y dispuesta en las bibliotecas y centros de documentación.

La labor del bibliotecario conforma la misión profesional cuya actividad más noble se demuestra en la permanente predisposición al servicio de las necesidades del  conocimiento, y la divulgación, paso inevitable al desarrollo de las potencialidades personales, desde la más  temprana edad y para siempre….

Daniel Diaz /  Bibliotecario Argentino
Buenos Aires, diciembre de 2007.-