jueves, 22 de septiembre de 2011

BRASIL pidió una “Palestina libre y soberana”


Dilma Rousseff abrió el debate y pidió una "Palestina libre y soberana"
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo sentirse "orgullosa" de ser la primera mujer que abre una asamblea general de las Naciones Unidas. "La mitad de la población mundial es femenina y éste será un siglo de las mujeres", afirmó. Habló de la crisis económica, respaldó el pedido de Palestina de ser reconocida como Estado y aseguró que Brasil "está listo" para ocupar una banca como miembro permanente del Consejo de Seguridad, organismo que, según afirmó, demuestra una gran "falta de representatividad" en estos momentos.

Desde el Palacio de Vidrio en Nueva York, Rousseff destacó que el mundo enfrenta "una crisis económica que, si no es resuelta, se puede transformar en una grave ruptura política y social". Ahora, dijo, es necesario "encontrar soluciones colectivas, rápidas y verdaderas". En ese sentido, la presidenta brasileña reclamó un papel mayor para los países en desarrollo dentro del concierto global.

En un fuerte tono crítico, la mandataria resaltó: "No es por falta de recursos financieros que los líderes de los países desarrollados todavía no encontraron una solución para la crisis, sino por la falta de recursos políticos y claridad de ideas". "El desafío, continuó, es reemplazar teorías anticuadas, de un mundo viejo, por nueva fórmulas para un mundo nuevo ".
"Como otros países emergentes, hasta ahora Brasil fue menos afectado por la crisis mundial, pero sabemos que nuestra capacidad de resistencia no es ilimitada", dijo. Y propuso "un nuevo tipo de cooperación, entre países emergentes y desarrollados", que sea "la oportunidad histórica para redefinir, de manera solidaria y responsable los compromisos que rigen las relaciones internacionales".

Rousseff también dio un apoyo contundente al ingreso de Palestina como miembro con plenos derechos en las Naciones Unidas, porque ese reconocimiento, dijo, "amplía las posibilidades de una paz duradera en el Medio Orienté". " Una Palestina libre y soberana podrá atender los legítimos deseos de Israel de vivir en paz con sus vecinos, de seguridad en sus fronteras y de estabilidad política en el entorno regional", sostuvo la mandataria brasileña.