domingo, 31 de julio de 2011

PosKirchnerismo



Debe haber extrañado a Néstor Kirchner más que nunca esta semana.


 Debe haber sentido en el cuerpo ser el "pato rengo" del que tanto hablaba su marido cada vez que repetía que nadie debía aceptar ser presidente sin la posibilidad de reelección porque al día siguiente de asumir se insubordinaría su tropa.
Y a ella se le insubordinaron algunos meses antes, porque todavía tiene que ganar la elección de octubre y superar la reciente pérdida de confianza que significaron las derrotas del kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Santa Fe.
Pero quienes se le insubordinan no lo hacen porque necesariamente piensen que ella perderá las próximas elecciones. Entre aquellos que se le insubordinan hay también quienes piensan que será reelecta en octubre. Pero están mirando más allá de estas elecciones. Piensan en 2012 y en cómo, a partir de allí, el kirchnerismo iría perdiendo poder día a día aun si lograra continuar en el gobierno.
La carta abierta a la Presidenta de Alberto Fernández fue el paroxismo del síntoma anticipatorio de debilidad. La insultó de casi todas las formas posibles y la llamó: 
 Inmoral: "Yo sé bien que usted cree en la necesidad de construir un relato propio sobre la realidad, que ampare el mundo dual en el que vive". 
 Fabuladora: "Construir una historia acomodada a sus actuales conveniencias haciendo más llevadero aquello que le resulta difícil de explicar". 
Mentirosa: "El pesar que provoca descubrir la mentira en boca de una persona con quien se ha compartido una etapa central de la vida del país, y también de la propia". 
Arribista: "La ayudé a alcanzar la presidencia de la nación cuando muchos creían que todo nuestro esfuerzo era en vano. Usted misma, a veces, se reía de nuestra obcecación diciendo que nos habíamos embarcado en una 'loca aventura'".
Aunque ella lo hubiera agredido antes, Alberto Fernández no se habría animado a dirigirse así a Cristina Kirchner con su marido vivo y con posibilidades de sucesión mutua.
El crecientemente autónomo comportamiento de Scioli es otro termómetro del cambio de horizonte político. En la misma semana, felicitó primero a Del Sel  por su triunfo sobre Rossi y dio luego su apoyo público a De la Sota , hasta ese momento distanciado del kirchnerismo y con listas competitivas con el Frente para la Victoria en las elecciones para diputados y senadores de octubre próximo. Ayer, dos días después del explícito apoyo de Scioli, el kirchnerismo salió a apoyar oficialmente la candidatura del peronismo cordobés.
Alberto Fernández pone fichas al futuro presidencial de Scioli. Ante cada ataque de los ultra K, siempre defendió la lealtad de Scioli a la Presidenta y entre ellos existe buena química. Otro a quien Alberto Fernández apuesta en el futuro poskirchnerista es Urtubey. El gobernador de Salta comparte con Scioli el ubicarse a la derecha del cristinismo, como también lo está Alberto Fernández.
Otro de los candidatos a 2015 es De la Sota, quien no precisa de ningún servicio de Alberto Fernández porque tiene vuelo propio desde antes que todos los mencionados se dedicaran profesionalmente a la política y ya había decidido –como Reutemann nunca ser kirchnerista. De la Sota es ocho años más joven que Reutemann y en 2015 tendrá 65 años.
Que De la Sota se haya negado a consensuar las candidaturas del peronismo cordobés con el kirchnerismo, llegando hasta la ruptura, también es una señal de que vendrán cuatro años muy difíciles para Cristina Kirchner si consigue ser reelecta. Sin controlar los cuatro mayores territorios del país la Capital y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe–, con significativamente menos diputados y senadores de los que contó en 2007, con el sindicalismo de Moyano distante y el aparato tradicional del peronismo herido o enojado, su base de apoyo para gobernar será muy pequeña.
Y aunque los precios de las commodities que exporta Argentina continúen altos, la economía también requerirá mayores esfuerzos de los que tuvo que enfrentar hasta ahora.
Enorme desafío para una mujer literalmente sola.

30 julio 2011

Publicado:w.perfil.com/ediciones/2011/7/edicion_59