domingo, 8 de mayo de 2011

El miércoles se inaugura en Buenos Aires la Babel de libros


Levantan en plaza San Martín (Ciudad de Buenos Aires) una impresionante torre de 30.000 libros y 28 metros de altura

Podrá ser visitada gratuitamente desde el jueves. Equivale a unos ocho pisos.

Los poemas de Alejandra Pizarnik, junto a los Best Sellers de Michael Crichton y John Grisham. Más arriba un manual de Windows 95, otro de Excel y la biografía del ciclista multicampeón Lance Armstrong. Bien cerca del piso, Edgar Allan Poe comparte cartel con libros infantiles japoneses. Y allá una edición de "Freakonomics" junto al "Madame Bovary" de Gustave Flaubert y a un diccionario biográfico del Ecuador. Justo lo que la artista plástica Marta Minujín buscaba con su Torre de Babel de libros, una mixtura desbordante de información, idiomas, colores y estilos. Como le dijo a Clarín en el lanzamiento de esta gran obra de arte efímera: "Quiero unificar al mundo a través de los libros, que no haya un solo idioma, sino todos los idiomas posibles".

Y lo logró: a lo largo de dos cintas espiraladas que recorren los 28 metros de alto, –unos ocho pisos se pueden ver libros escritos en japonés, sueco, inglés, ruso, coreano, alemán, árabe, chino, griego, francés y portugués, entre otros idiomas. Ayer un grupo de operarios y colaboradores trabajaba a destajo para llegar a la inauguración oficial de esta obra de arte que será el miércoles por la tarde y que el público podrá visitar a partir del jueves . Y gracias al maravilloso día de sol que se vivió en la Ciudad, turistas, vecinos y oficinistas aprovecharon para curiosear la evolución de la obra. "Nos sacamos fotos porque no vamos a estar para la inauguración. Nos volvemos a casa el domingo", se lamentaron Sandra y Micaela, madre e hija cordobesas. "¿El jueves inaugura? Fantástico, entonces volveremos", dijeron los madrileños Lupe Santacruz y su marido, de luna de miel por aquí. La obra se podrá recorrer en grupos de 100
personas por vez, de 10 a 22.

La Babel será la actividad principal para celebrar a Buenos Aires como Capital Mundial del Libro 2011, distinción de la Unesco. El montaje y la recolección de los 30.000 libros estuvo organizado por el Ministerio de Cultura porteño. "Será una obra emblemática. Y representa la idea de pluralismo y diversidad con la que se identifica la Ciudad", dijo el ministro Hernán Lombardi.

A lo largo del recorrido espiralado de la torre, la gente podrá caminar entre los libros, escuchar una banda de sonido que se grabó especialmente y descifrar los diferentes idiomas en los que se repite la palabra libro .

Sándwich en mano, Esteban aprovechaba su hora de almuerzo para ver cómo, poco a poco, los operarios montan los libros: "¡Qué mina grosa! No se puede creer lo que hace Minujín. Es increíble". Casi 26.000 libros fueron donados por 52 países, representados por embajadas, asociaciones y delegaciones. El resto por vecinos, que los dejaron en bibliotecas, librerías y en los CGCP.

Una vez que la torre se desarme, el 28 de este mes, los libros serán catalogados y formarán parte de la primera biblioteca multilingüe de la Ciudad.