domingo, 20 de marzo de 2011

Buenos Aires lleva su literatura a Francia (Salón del Libro de París)

Quino y Sábat, entre las figuras invitadas. Un grupo de autores muestra el espíritu porteño. La Revista Ñ saca una edición especial, en francés.

Con tango: de qué otro modo podría empezar una participación porteña en cualquier evento mundial. Así, siguiendo la tradición, arrancan las actividades de Buenos Aires en el Salón del Libro de París, que termina el 21. Y se suman esfuerzos para la difusión de la literatura nacional en el mundo: el año pasado el país fue el invitado de honor de la Feria de Frankfurt y a partir del 23 de abril, la ciudad será la Capital Mundial del Libro 2011.

Pero mejor vayamos por partes. Lo que se inaugura hoy es la participación de Buenos Aires como primera ciudad invitada de honor en la historia de esta feria, que se desarrolla en el Porte de Versailles, un espacio de 40 mil metros cuadrados, cerca de la Torre Eiffel, donde se instalaron 1.017 stands con obras de 430 editoriales de 25 países. Asisten a cada edición del Salón entre 150 y 200 mil visitantes, de los cuales unos 34 mil son profesionales del libro.

No sólo Buenos Aires está invitada. La tradición del Salón es hacer partícipe a un país, que este año serán cinco: los nórdicos, que no paran de avanzar impulsados por el viento de cola que les trajo Stieg Larsson con su saga Millenium .

Hoy, antes del 2 x 4, habrá un cocktail en el stand porteño –un café de 105 metros cuadrados–. Y a las nueve de la noche, sí, se escuchará tango en París: en el Gran Escenario del predio, con la orquesta de Juan José Mosalini y los bailarines ganadores de la última edición del Campeonato Mundial de Tango.

La delegación argentina que desde hoy, y hasta el próximo lunes, estará anclada en París está compuesta de artistas y escritores como Quino, Sábat, Alan Pauls, María Kodama, Alicia Dujovne Ortiz, Martín Kohan, Elsa Osorio, Jorge Fondebrider, Oliverio Coelho, Andrés Neuman, Hernán Ronsino, Jorge Aulicino –además editor adjunto de Revista Ñ –, Pablo de Santis y Laura Alcoba, entre otros, que participarán de mesas, charlas, conferencias, darán talleres y firmarán autógrafos.

Por su parte, y tal como sucedió en la Feria del Libro de Frankfurt el año pasado, la revista Ñ preparó un número especial en francés con una selección de crónicas y relatos para distribuir en forma gratuita en el espacio que tendrá dentro del stand de Buenos Aires. El número da cuenta de la actualidad argentina, recorriendo la situación de la historieta, el cine, el fútbol, la gastronomía, el tango y, claro, las letras. A la vez, profundiza en los personajes que definieron a la cultura del país y en los que la revolucionan hoy. En ese sentido, hay dos grandes producciones: una sobre Jorge Luis Borges, quien será tema de debate durante el evento, y otra sobre el Che Guevara. Además, el especial de Ñ cuenta con distintos textos de autor, entre los que se cuenta a John Berger, y diversas entrevistas: Ricardo Piglia, Harold Bloom, Mario Vargas Llosa y Daniel Barenboim. Además, Ñ organiza diversas actividades culturales en la Feria de
París (ver recuadro).

Hernán Lombardi, ministro de Cultura de Buenos Aires –a cargo de la organización de la participación porteña–, declaró a Clarín : "El Salón del Libro de París es uno de los más importantes del mundo. Es una magnífica oportunidad para el intercambio literario. Además, simultáneamente, la ciudad de París podrá disfrutar en sus librerías de 'La semana de Buenos Aires', gracias a la gestión de Culturesfrance y la colaboración de la Marie de París y de nuestras embajadas de Francia y de Argentina". Y pasó a dar los motivos que, a su juicio, hacen de Buenos Aires " una ciudad que respira literatura por todos sus poros ": las 400 librerías que hacen al paisaje porteño, las más de 400 editoriales que, desde la autogestión al despliegue multinacional, producen en la ciudad y la red de bibliotecas públicas.

Este tipo de eventos se constituyen en vidrieras globales para la literatura nacional. La delegación argentina, en la que hay muchos jóvenes escritores, dará qué hablar. Y qué escribir, seguramente.

Fuente:
http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/ritmo-Buenos-Aires-literatura-Francia_0_445755599.html