miércoles, 26 de enero de 2011

La segunda Biblioteca más grande de Brasil reabre sus puertas en Sao Paulo


La Biblioteca Mario de Andrade, la segunda más grande de Brasil, reabrió hoy sus puertas en Sao Paulo coincidiendo con el aniversario de la fundación de la ciudad, tras haber permanecido tres años cerrada por obras de modernización.
El alcalde de la ciudad, Gilberto Kassab, ofició la ceremonia de reapertura del edificio, ubicado en el corazón de la capital paulista, en un acto al que también acudieron la ministra brasileña de Cultura, Ana de Hollanda, el gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alkmin, y el ex candidato a la Presidencia del país José Serra.
"Es un regalo a la ciudad. Un equipamiento extraordinario, una biblioteca que trae muchos recuerdos. Yo mismo tengo buenas historias vividas aquí. En mi infancia pasé tardes en la Mario de Andrade", aseguró Kassab, citado en un comunicado oficial.
Para el alcalde, una vez restaurada la biblioteca da "la oportunidad" de continuar escribiendo en ese espacio "la historia de Sao Paulo".
Según la agencia privada Estado, el acto fue interrumpido por un grupo de unos 40 manifestantes que irrumpieron en la biblioteca e increparon al alcalde con consignas como "Kassab toma el autobús" o "Kassab, ladrón, baja la conducción" para protestar por la subida del 11% de la tarifa de transporte público paulista.
La biblioteca pone a partir de hoy a disposición de los ciudadanos un fondo de 327.000 libros, entre los cuales se encuentran 51.000 piezas consideradas raras o especiales, según una nota de la institución.
Además de las obras de restauración de la biblioteca, que han tenido un coste de 16,3 millones de reales (unos 9,7 millones de dólares), la plaza José Gaspar, donde se encuentra el edificio, también fue revitalizada.
Inaugurada en 1926 en otra zona de la ciudad, la Mario de Andrade fue trasladada en 1943 a su actual ubicación, un espacio art déco de 12.032 metros cuadrados proyectado por el arquitecto francés Jacques Pilon.
Las obras de restauración han permitido recuperar la fachada, impermeabilizar la azotea, modernizar las redes internas de infraestructura eléctrica, convertir el espacio en un edificio accesible y adecuar las plantas de almacenamiento del acervo, entre otras mejoras.
Los responsables de la institución han programado una nutrida agenda de actividades culturales que incluyen visitas guiadas y presentación de libros, además de una serie de conferencias y actuaciones dedicadas a la música de los diferentes pueblos que, procedentes de todo el mundo, se confunden en Sao Paulo y confieren a la ciudad un genuino espíritu multicultural.
 Agencia EFE (Sao Paulo, 25 ene.)

Daniel Diaz /Bibliotecario Argentino