jueves, 25 de noviembre de 2010

Trabajar dentro de la Organización de los Bibliotecarios



Javier:
Siempre estime tus apreciaciones como muy valiosas profesionalmente hablando, creo que tu última reflexión me motiva a asociarme a ABGRA y tomar contacto con los colegas directivos que correspondan, para acercarles todas aquellas inquietudes que puedan ayudar y contribuir y construir al logro de los objetivos laborales-profesionales, desde la propia entidad decana de los bibliotecarios de la República Argentina

Cordialmente
Daniel Diaz / Bibliotecario Argentino
.................

Estimado colega Daniel Diaz,
Gracias por tus palabras. Como bien dices, soy miembro de la Subcomisión de PIAILE y socio de ABGRA. Nada más y nada menos. No soy de ninguna manera especialista (ni nada por el estilo) en temas gremiales de nuestra profesión. Decís "conocedor del contexto legal de la propia organización a la que perteneces, sus implicancias, connotaciones, derechos y obligaciones" ¡Eso me queda muuuuuuuuuuuuuuuy grande!: conozco el estatuto de ABGRA (lo leí una vez) pero nada más. Siempre fui (y soy...) crítico de ABGRA y hace algunos meses decidí aportar mi granito arena desde PIAILE antes que tirar tomates desde afuera. De chiquilín te miraba de afuera... decía el tango.
Por lo que escribes, infiero que sabes bastante sobre temas gremiales y legales. Si tienes inquietudes te invito a presentárselas a la Comisión Directiva de ABGRA. También sé de la existencia de una Comisión Pro Sindicato de Bibliotecarios, con varios miembros de BIBGRA que realizan reuniones abiertas donde podrías participar.
Cordiales saludos,
Javier Areco
..................

Estimado Daniel y colegas:

Te aclaro que la cosa no es con vos sino que tu inocencia (que también fue la mía) es la que me mueve a estas reflexiones y, por favor, reflexiona conmigo:
Yo también me asocié a ABGRA con la ilusión de que sumándome e interesándome por el espinoso tema de la colegiatura y el marco legislativo para nuestra profesión se podría llegar a algo concreto desde esa institución que supuestamente nos representa y defiende nuestros derechos. Lamentablemente, descubrí que ABGRA se parecía más a un club social para darse a conocer o, peor aún una feria de las vanidades poco interesada en la IGUALDAD de los bibliotecarios graduados en un mismo Colegio.
Y la palabra IGUALDAD es la que lastima la susceptibilidad de muchas personas que no quieren perder presuntos privilegios igualándose con otros de niveles diferentes. ¿Quedó claro o hay que echarle más agua? Lo grave no es que los graduados universitarios no quieran ni permitan igualarse a los bibliotecarios terciarios o escolares sino que, como consecuencia directa de esto, están beneficiando a los no graduados. Entonces me pregunté si no sería al revés: si ABGRA en vez de defender a los graduados no estaría defendiendo a los no graduados... ¡gulp! Si esa no es la intención de ABGRA, lamentablemente, les salió así. Al no hacer nada por jerarquizar nuestra profesión (a los graduados) se está defendiendo tácitamente a los no graduados para que puedan seguir ejerciendo puestos o jefaturas para las cuales a nosotros nos exigen título y capacitación real. Insisto: no hay otra inferencia posible, lo que perdemos en la indefensión y la orfandad legislativa se lo llevan otros graciosamente.

El famoso anteproyecto de ley que ABGRA presentó años (¿ya una década?) atrás y que quedó "encajonado" era lamentable ya que amparaba injustamente a los no graduados (no lo tengo a mano pero si hace falta lo busco y te lo envío). ABGRA tendría que usar como modelo la ejemplarísima Ley promulgada por el Perú que podés leer aquí:


Respóndeme a esta pregunta: ¿por qué si en tantos años de existencia ABGRA no logró jerarquizar la profesión va a hacerlo ahora? Los directivos de ABGRA tienen muy buenos puestos de trabajo y parecen vivir en una alegre burbuja.

Otro tema: mientras no demos a conocer el tipo de capacitación que requiere un bibliotecario hoy (y siempre necesitó) y todas las tareas y funciones que cumple en la gestión de la información será difícil que cambie el imaginario de la gente. Por ejemplo: ¿vos sabes qué estudia y a qué se dedica un físico cuántico? Por ahí me voy al extremo pero no creo estar muy alejada de la cuestión al hacerla. Hasta que yo no estudié catalogación, fuentes de referencia, gestión de unidades de información, etc. no tenía mucha idea de la dimensión de la profesión y las múltiples funciones que cumplimos. Si esto me pasó a mí, imagínate cuánta gente ignora qué estudiamos y qué hacemos.
Cordialmente

Verónica N. Gombach
Departamento de Artes Dramáticas IUNA

publicado en
http://ar.groups.yahoo.com/group/RichardeBury/
http://ar.groups.yahoo.com/group/abgra/