viernes, 15 de octubre de 2010

Programa jóvenes con más y mejor trabajo...

 
Reacción corporativa o abrazo solidario…
 
 
En el análisis de la propuesta del MTSS y Conabip denominado CONVOCATORIA PROGRAMA JOVENES CON MAS Y MEJOR TRABAJO, podemos pasarnos varias horas evaluando de donde provienen los fondos, si están bien o mal aplicados, que rol cumplen los bibliotecarios de las BP, y así hasta llegar a una notoria ausencia de políticas de estado en materia bibliotecológica.
 
Desde el punto de vista de crear de manera aleatoria algún conchabo para acceder a alguna práctica laboral y de cuyo resultado nuestros jóvenes puedan tener algún emolumento, no está muy mal que digamos. 
Posiblemente la poca aptitud de los dirigentes de la Conabip no les permite inferir que ese no es el mejor  ámbito para realizar prácticas calificantes a jóvenes sin la instrucción adecuada.
 
No quiero ser impertinente, pero no es lo mismo efectuar prácticas laborales en tareas manuales sin un previo requisito educativo y sistemático, que mandarlos a una Biblioteca...suena a  desatino.
 
Estimo positiva la iniciativa que nuestros jóvenes desempleados y con un mínimo de estudios efectuados puedan acceder a una labor digna que les permita un ingreso tan imprescindible en esta época: Pero la Biblioteca no es el más sugerido de los sitios para tal cometido, mediando tales prerrequisitos.
Ni siquiera es poco serio, es uno de los tantos desaguisados de la bibliotecología Argentina. Esto nos hace acordar el caso de las 160 hs de capacitación bibliotecaria de la provincia de Entre Ríos.
 
Hasta aquí podría afirmar  una opinión objetivamente profesional, sin embargo frente a la consumación de estas propuestas el rechazo resulta peor que la enfermedad. Negarnos a que  jóvenes desempleados puedan tener una labor temporal resulta tan o más cuestionable que el plan implementado.
Las contradicciones de quienes supuestamente tienen in pectore formar una entidad profesional se da de patadas con este rechazo cuasi rayano en la  discriminación; progresismo de hojarasca otoñal.
 
Creo como dice Sonia este es un programa solidario e institucional, empero las bibliotecas no parecen ser  el lugar más adecuado  dadas las características inmanentes para el desarrollo de tal actividad, aunque a contrario sensu puede despertar e incentivar en nuestra juventud los reales valores de la biblioteca en el seno de la comunidad.
 
Por ello es conveniente  reiterar la necesidad  de  dar la debida intervención a nuestra organización gremial vigente [ABGRA] a los efectos de interiorizarla de estas novedades, para que proceda a realizar las acciones correctivas que correspondieren, sin perjuicio de ponderar las políticas  de inclusión e inserción laboral en una actividad técnico-profesional tan compleja. Pese a las contradicciones existentes me inclino por aceptar la propuesta oficial y a futuro acordar pautas convencionales y  laborales-profesionales en donde los profesionales tengamos incidencia real al momento de la toma de decisiones
 
 Finalmente, un gremio no incluyente de todos los trabajadores de la información sin distingos,  es un Colegio en ciernes.
O sindicato o Colegio profesional, si dejas afuera a los no titulados hablar de sindicato es una parodia, que a esta altura a nadie confunde.
 
 
Daniel Diaz / Bibliotecario Argentino