miércoles, 1 de septiembre de 2010

Librero inglés condenado a 8 años por dañar un manuscrito de Shakespeare

Un hombre que estropeó intencionalmente un manuscrito original del dramaturgo inglés William Shakespeare que había robado, con el fin de venderlo, fue condenado este lunes a ocho años de prisión por un tribunal británico.
Raymond Scott, de 53 años, fue declarado culpable por un tribunal de Newcastle (noreste de Inglaterra) a principios de julio de ocultar un objeto robado y de haberlo sacado del territorio británico, pero fue declarado inocente del robo de la obra de la Universidad de Durham en 1988.
Según el fiscal Robert Smith, Scott rompió la encuadernación, la tapa y las páginas del manuscrito que data de 1623, diciendo que lo había encontrado en Cuba.
El valor del libro, incluso dañado, es de unos 1,2 millones de dólares.
Cuando anunció la sentencia este lunes, el juez Richard Lowden calificó a Raymond Scott de "fabulador" y su accionar de "vandalismo cultural" de un "tesoro" de Inglaterra.
Librero desempleado, Scott había sido detenido en 2008 en Washington, cuando presentaba el manuscrito dañado en una biblioteca, la Folger Shakespeare Library, para pedir que se verificara su autenticidad.
Los funcionarios de la biblioteca sospecharon que el manuscrito había sido robado y alertaron a las autoridades.