martes, 29 de junio de 2010

La Biblioteca de los jugadores Argentinos en Sudáfrica

Es el hombre que reúne a los jugadores antes de cada partido. Es la voz que más escuchan los integrantes de una de las plantillas más talentosas, complejas y heterogéneas del fútbol mundial. Maradona es el seleccionador de Argentina y Fernando Signorini (Lincoln, Provincia de Buenos Aires, 1960) algo más que un preparador físico. Acompañó a Maradona en los Mundiales de 1986 y 1990. En su tercera Copa, quiera o no, ejerce de líder espiritual.

 ".Salvo que seas Gandhi, es muy difícil ayudar a quien no conoces. Y sobre todo, además de conocerlos los tengo que querer porque a una persona querida se la puede ayudar mucho mejor. Para eso uno tiene que tener la capacidad de poder llegarles de una manera tal que ellos puedan sentir afecto y hacer de ese afecto una especie de cobertura que nos ayude a todos a conseguir un título deportivo, y punto. Esto no va a cambiar la historia de Argentina ni del mundo. Argentina ya tiene dos campeonatos del mundo ganados y sin embargo hay niños que siguen padeciendo hambre en un país que tiene todos los alimentos habidos y por haber"

(Responde: Fernando Signorini-preparador físico de la Selección Nacional de Fútbol.)


P. En el 2002 muchos jugadores se sintieron culpables. Se les transfirió la responsabilidad de sostener a Argentina en un momento de crisis económica...

R. Estamos metidos en una gran confusión. He comprado un montón de libros para formar una pequeña biblioteca en la concentración. De Galeano compré 'El fútbol a sol y a sombra', 'Las venas abiertas de América Latina', libros de Rodolfo Walsh, la biografía de Atahualpa Yupanqui, la historia del caudillaje en Argentina, la biografía de Facundo Quiroga de Felipe Varela, libros de poemas de Armando Gómez, 'Por qué no soy cristiano' de Bertrand Rusell...

Somos un continente en permanente lucha por una sociedad más justa y me gusta incentivar a los jugadores para que no piensen que el fútbol es lo único que tienen en la vida. Porque si es así van a ser muy pobres por más que tengan mucho dinero. Dante Panzieri decía que antes la formación de los chicos estaba a cargo de maestros que tenían muchas verdades y poca cultura. Después los maestros fueron reemplazados por los preparadores físicos, mucho más ricos en cuanto a la dialéctica pero ignorantes de toda verdad en cuanto al juego.
En nuestro trabajo lo más importante es la capacidad de generar y canalizar las emociones para lograr el mejor de todos los climas, más allá de la acechanza de la derrota que obra muchas veces, y sobre todo en las personas de carácter menos fuerte, como argumento de conflicto. Alguien tiene que dar un puntapié y decir: "Vamos a rescatar los valores que emanan del deporte porque son inherentes al hombre y es el hombre el que juega. Vamos a dejarnos de que esto parezca una tragedia griega o un circo romano". El fútbol no es capaz de paliar el sufrimiento humano. Es mentira. He estado en tres Mundiales y el éxito no cambió absolutamente nada……

(Háganme la caridad y lean entera la nota a Fernando Signorini, preparador físico de NUESTRA Selección Nacional de Fútbol. Nada. Eso. Vía Sol Inés, que la linqueó en Artepolítica.)

Fuente: http://mendietaelrenegau.blogspot.com/