lunes, 31 de mayo de 2010

Repudio internacional al ataque de Israel

Desde la ONU se mostraron "conmocionados". Londres manifestó su rechazo a lo sucedido, al igual que El Vaticano. Francia y Alemania condenaron el atentado.

El descomunal ataque de Israel a un barco que llevaba ayuda humanitaria a Gaza provocó el enérgico rechazo de la comunidad internacional. El ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, deploró la pérdida de vidas y pidió a Israel que actúe con "moderación". Por su parte, desde el Vaticano expresaron su rechazo a lo sucedido: "Se trata de una hecho extremadamente doloroso, en particular debido a la pérdida inútil de vidas humanas. La situación es seguida con mucha atención y preocupación en el Vaticano", dijo a la AFP el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

Los comandos israelíes mataron a diecinueve pasajeros cuando tomaron por asalto una flotilla humanitaria internacional que se dirigía a Gaza, según la cadena 10 de la televisión israelí. "Como lo sabe todo el mundo, la Santa Sede siempre se ha opuesto al uso de la violencia, sea cual sea el origen, pues hace más difícil la búsqueda de soluciones pacíficas que son las únicas a largo plazo", agregó Lombardi.

El Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró estar "conmocionado" por el ataque. "Estoy conmocionado por las informaciones de que hay muertos y heridos en los barcos que llevaban ayuda a Gaza", declaró Ban a la prensa en Kampala, la capital de Uganda, donde asiste a la apertura de una conferencia sobre la Corte Penal Internacional. "Condeno estas violencias. (...) Es vital que se lleve a cabo una investigación completa", subrayó el secretario general de la ONU. Según un balance de la cadena 10 de la televisión israelí, 19 pasajeros de la flotilla humanitaria internacional que se dirigía a Gaza murieron y 36 personas resultaron heridas durante la operación de los comandos israelíes.

Por su parte, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy fue directo: "condeno el uso desproporcionado de la fuerza" y exigió que "se haga toda la luz sobre esta tragedia". Desde Alemania, el portavoz del gobierno, Ulrich Wilhelm dijo que "a primera vista" el ataque tuvo un carácter "desproporcionado". "Los gobiernos alemanes siempre reconocieron el derecho de Israel a defenderse, pero ese derecho debe darse en el marco de una respuesta proporcionada", dijo Wilhelm en una conferencia de prensa. "A primera vista, no parece ser eso lo ocurrido", añadió.

Un freno. El ministro griego de Defensa, Evangelos  Venizelos, ordenó al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas poner fin a un ejercicio aéreo greco-israelí que se celebraba en Creta (sur), tras el asalto israelí contra una flotilla humanitaria propalestina, según un comunicado. Las maniobras "Minoas 2010" se habían iniciado el martes pasado en una gran base aérea del noroeste de la isla y debían concluir el jueves, indicó a la AFP un portavoz del Estado Mayor de la Aeronáutica. El ejercicio de "entrenamiento" implicaba principalmente a aviones F-16 de las dos fuerzas aéreas, añadió. Esta mañana el ministerio griego de relaciones exteriores convocó al embajador de Israel en Grecia para pedirle "una información inmediata sobre la seguridad de los ciudadanos griegos que se hallaban a bordo de los barcos".

El jefe de la Liga Arabe, Amr Musa, calificó el lunes de "crimen contra una misión humanitaria" el ataque israelí contra una flotilla de ayuda humanitaria que se dirigía a Gaza, que dejó al menos diez muertos. "Condenamos ese crimen, cometido contra una misión humanitaria y contra personas. Intentamos ayudar a la gente. No era una misión militar, todo el mundo debería condenar esto", declaró Musa

No vuelve. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu continuará su gira en Canadá y no regresará a Israel tras el ataque de su ejército. "El primer ministro no se va, continuará con su agenda", indicó el funcionario a periodistas en Ottawa.

Fuente:  AFP y DPA.

Fuente: http://www.perfil.com/contenidos/2010/05/31/noticia_0006.html