jueves, 13 de mayo de 2010

Los bibliotecarios aseguran que la administración explota a los becarios [España]

Cualquier parecido con la realidad vernácula es mera coincidencia

El colegio oficial de Valencia  acusa a las instituciones de "tergiversar" las becas y "convertirlas en una relación laboral precaria"

Tamara lleva cuatro años trabajando de bibliotecaria, pero no ha firmado un contrato laboral en su vida. Aunque ya es diplomada en Biblioteconomía y Documentación, sólo se nutre de becas formativas en el sector público y las va encadenando una tras otra. Tanto depende de ellas que ni se atreve a decir su verdadero nombre. Igual se encuentra Ana. Otro nombre falso e idéntica situación: dos años de becaria en la Biblioteca Valenciana y en la Biblioteca Pública de Valencia. Tanto Ana como Tamara aseguran que han desempeñado labores propias de bibliotecaria profesional. De becarias sólo tenían el nombre, el sueldo -mileurista si llega- y la precariedad: sin vacaciones regladas ni cotización a la Seguridad Social. Esta situación se ha generalizado en el sector. Ya hay becarios en la Biblioteca Valenciana, en las bibliotecas municipales de media Comunitat Valenciana, en los archivos públicos, documentalistas en Canal 9, en Presidencia de la Generalitat, en la biblioteca de las Corts, en las bibliotecas del Cefire. Todos becarios. Por eso, el Colegi Oficial de Bibliotecarios Documentalistes de la Comunitat Valenciana alzó ayer la voz para manifestar públicamente su "repulsa" a una práctica, dicen, "que deteriora gravemente la profesión de bibliotecarios, archiveros y documentalistas". "La figura del becario y la filosofía que la inspira está siendo deliberadamente tergiversada para convertir lo que debiera ser un período de aprendizaje, tutorizado por un responsable con conocimientos en la materia, en una relación laboral precaria. El efecto de esta práctica -concluyen- es que un gran número de becarios acumula largos periodos al servicio de la administración pública, desempeñando funciones que en principio nada tienen que ver con el aprendizaje o la práctica, sino que ejecutan desde el primer día funciones propias de técnicos".

Una becaria suple una baja


Vicent Giménez, presidente del colegio oficial de bibliotecarios y documentalistas, revela que su paciencia se ha colmado tras conocer que una becaria está sustituyendo una baja por maternidad en una biblioteca municipal de l'Horta.
"La propia administración pública está camuflando debajo de las convocatorias de becas, a veces de 600 euros al mes, unos puestos de trabajo en precario", asegura. "Es, pues, la propia Administración la que incumple sus normas y facilita con ello el aprovechamiento inmoral de situaciones de necesidad que obligan a aceptar como si fueran de naturaleza formativa y por tanto mal pagadas, relaciones que, en realidad, son laborales", dicen.
Las denuncias no sólo son verbales.
Un inspector del Ministerio de Trabajo visitó en diciembre pasado la Biblioteca Valenciana. Tras estudiar las bases de la convocatoria de becas -que valoraban la experiencia laboral, cuando en teoría una beca es para aprender- y entrevistarse con algunos becarios, resolvió que los becarios desempeñaban un trabajo encubierto bajo la figura de becario. No estaban aprendiendo; estaban trabajando. Por ello, la Generalitat ha tenido que cotizar a la Seguridad Social por el trabajo de esos becarios, según confirmaron ayer dos de las becarias afectadas en aquel proceso.
Realizan "tareas cualificadas"


Además, Vicent Giménez denuncia que algunos becarios son empleados en tareas especialmente cualificadas, "como la de catalogar libros antiguos en la Biblioteca Valenciana". Según recalca el Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes, "al abusar de figuras que permiten eludir la cotización a la Seguridad Social y abonar remuneraciones impropiamente reducidas para trabajos de alta cualificación, la Administración precariza el empleo, sin contribuir lo más mínimo al correcto funcionamiento de estas instituciones clave en nuestra sociedad".








Daniel Diaz

Bibliotecario Argentino