viernes, 12 de febrero de 2010

La Iglesia declaró que 900 mil Jóvenes No Trabajan Ni Estudian [Argentina]

Polémica por las cifras de jóvenes que no estudian
Para el ministro Sileoni son 550 mil, y no 900 mil como asegura la Iglesia.
La denuncia que la Iglesia hizo ayer aquí acerca de que hay 900 mil adolescentes que no trabajan ni estudian suscitó una polémica con el Gobierno nacional y entre ministros provinciales del área, que incluyó una verdadera guerra de cifras con interpretaciones contrapuestas. El más sobrio fue el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, quien admitió que el problema de la deserción escolar constituye "un problema serio, que afecta a los más pobres", pero manifestó su desacuerdo con la magnitud de las cifras que barajan los obispos. Según el funcionario son 550.000 los jóvenes en esta situación.
En cambio, el ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Esteban Bullrich, suscribió enteramente la posición de la Iglesia y sumó otros números para señalar la gravedad del problema. Dijo que solo el 40 % de los menores de 18 años termina el secundario y que, en las escuelas rurales, apenas el 10 %. Mientras que su par bonaerense, Mario Oporto, pidió "no tirar cifras alegremente, sino estudiarlas con cuidado". Y señaló que "hoy, más allá del crecimiento poblacional, tenemos más alumnos en el secundario que hace 10, 40 y 70 años".
El miércoles, en la apertura del tradicional Curso de Rectores, que organiza anualmente el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), el presidente de la Pastoral Social de la Iglesia, el obispo Jorge Casaretto exhortó a toda la sociedad a asumir el problema de los "900 mil adolescentes que ni trabajan ni estudian".
Pero el que más abundó en el tema fue el presidente del Consudec, el padre Alberto Bustamante, quien precisó que la cifra que baraja la Iglesia abarca a chicos de entre 12 y 17 años. Y se preguntó: "Qué haremos ante este estruendo de gritos que golpea a la puerta de nuestra conciencia. La capacidad de la escuela católica para acoger esos gritos es casi nula. La del Estado, la desconozco. De todas maneras, parece que si a esa multitud le agarrara ahora en marzo un ataque de ir a clases no tendríamos dónde recibirlos".
El Curso de Rectores, que finaliza hoy, trata el tema "Escuela secundaria, promotora y servidora del desarrollo integral y la inclusión social".

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2010/02/12/sociedad/s-02138623.htm